Ser el más agradable de la oficina no es tan bueno como lo pensabas

¿Que te quieran o que te respeten? Ser demasiado agradable en el trabajo podría traerte más consecuencias negativas que positivas. Mira esto 👇🏻

También te puede interesar: Inteligencia Emocional: La mejor forma de hacer crecer a tu empresa