Especial.

Muy peligroso.

En la naturaleza existen cientos de animales que muchos de nosotros no conocemos, el claro ejemplo es el “candirú”, un pez capaz de introducirse por el pene y que ha aterrado a cientos de personas en el Amazonas.

También te puede interesar: ¡Increíble! Este es el único animal en el planeta que puede realizar la fotosíntesis

Peligros desconocidos

Muchos de nosotros gozamos de nadar ya sea en el mar o en los ríos pero a veces no nos percatamos de lo que se encuentra dentro del agua y es que podemos toparnos con un animalito que ataca a otros peces y al ser humano. Tranquilo, no lo vas a encontrar en este país, ya que es originario de los riós dulces del Amazonas y se trata del apodado “pez vampiro”, el cual es una especie de parásito que se alimenta de otros peces cuando éstos exhalan y liberan rastros de urea y amoniaco por las branquias, es decir que el candirú los acecha mientras sus presas orinan y así se introduce en ellos para posteriormente liberar espinas que lo ayudan a mantenerse dentro. Sí, es incluso peor que una piraña, ya que además ataca en solitario a diferencia de sus primas que van en grupo.

Ahora bien, muchas historias de personas que viven cerca de los ríos en el Amazonas aseguran que hubo cientos de casos donde el candirú se introdujo en los miembros de los hombres gracias a que orinan en el río y por ende el pez detecta el amoniaco que sale y hace el mismo procedimiento que con sus presas, aunque la diferencia es que con los peces sale por el mismo lugar por donde entró causando la muerte de la víctima, en el caso de los hombres no encuentra un orificio por lo que se queda, supuestamente, dentro hasta que se infecta la zona afectada y este muere.

Especial.
También te puede interesar: El funeral vikingo para Peeping Tom, un pez mascota

¿Realidad o mito?

Parece difícil de creer que un pez rastree la orina para introducirse en el pene de un hombre y después entrar y no salir, por ello cientos de investigadores han acudido al lugar para comparar qué tan cierta es la historia que se cuenta y aunque sólo hay un caso registrado de un ataque por este supuesto pez, todas las personas que habitan en esa región del Amazonas aseguran que el pez acecha en los rincones obscuros del río.

Mientras son peras o manzanas la historia continuará en el Amazonas, aún así no está de más protegerse y si orinan en los ríos procuren revisar que no haya algo rondando. 😉

Especial.