Si bien los gatos son conocidos por su astucia, los perros no se quedan atrás y es que aunque parezca que no matan una mosca, la verdad es que son más inteligentes de lo que pensamos y si no me crees, entonces deberías conocer a este can que hace de las suyas para conseguir siempre lo que quiere.

Se llama Vato y vive en México, la gente lo conoce porque siempre está afuera de un Little Caesars que está cerca de la parada Nuevo León del metrobús. Las personas, y los propios empleados, lo quieren tanto que siempre tratan de darle comida y apapachos para que no se sienta triste de estar solo, aunque hay un pequeño detalle que ellos no sabían hasta hace poco y es que en realidad Vato no es de la calle, tiene casa y es muy travieso.

Resulta que este perro se escapa del negocio de su dueño para ir por un poco de pizza, se acerca a la gente, deja que lo acaricien, juega con los niños y hasta te pone cara de “perrito triste” para que te compadezcas y le des algo de comida, pero ¡te está engañando! 

Especial
También te puede interesar:Este perro recrea las fotos de Madonna y ahora es la sensación de Instagram (+FOTOS)

Los dueños de Vato han hecho de todo para que deje de salirse por las tardes, pero no lo han logrado, así que mejor optaron por ponerle una plaquita de identificación en donde especifican que agradecerían que no le dieras de comer, porque están tratando de contrarrestar su sobrepeso, sí, el perro ama tanto la pizza que esta le ha hecho ganar muchos kilos desde hace unos meses.

Especial

El dueño de Vato trabaja en una Sex Shop cercana y cuando lo rescató de un albergue, se enamoró a primera vista de él, siempre fue muy bien portado, pero desde que el Little Caesars llegó a la cuadra, el can se ha quedado completamente loco.

Así que si vives en la Ciudad de México o vas de visita y ves a Vato, más vale que sólo lo acaricies y no le des de comer o le estarás haciendo daño al hacer que su sobrepeso aumente.