Un hombre en Australia no tuvo que recorrer ni un sólo kilómetro para ser testigo de un hecho insólito, porque le sucedió en su propio hogar. ¡Una linea blanca sobre el suelo  de su jardín cobró vida! 

Todo indicaba que se trataría de un día normal como cualquier otro para un hombre australiano, hasta que observó una cuerda blanca y difusa que repentinamente apareció en la tierra rojiza de su jardín. Al principio no le dio importancia, pero todo cambió cuando se percató de que esta comenzó a moverse, fue entonces cuando se acercó para ver qué sucedía.

También te puede interesar: Este perro tenía extrañas marcas en el cuerpo, cuando su dueña descubrió la verdad terminó destrozada

Para su sorpresa no se trataba de un hilo o cuerda blanca tendido sobre el piso, ¡era una conga de orugas que se movían en la tierra!

Especial
También te puede interesar: ¿Por qué este gusano podría ser la solución a la contaminación por plástico?

Atónito, el hombre decidió contarlas y se percató de que eran ¡190 orugas atravesando su jardín! 

Esto definitivamente no es algo que pasa todos los días.