Especial

Nunca subestimes a los animales.

No es de sorprender que los seres humanos nos empeñemos en hacer a los animales cada vez más parecidos a nosotros, como los perros, por ejemplo e incluso intentemos que especies que ni siquiera comparten nuestro ecosistema puedan replicar ciertos comportamientos que queremos, como las ballenas.

Sí, esta orca que vive en el zoológico marino Antibes, del sur de Francia, llamada Wikie, ha logrado imitar varias palabras en inglés y parece que su favorita es “hello”, aunque también puede decir a la perfección “Amy”, el nombre de su cuidadora. 

Especial

“Esperábamos imitaciones que fueran reconocibles, que Wikie copiara la tonalidad, la melodía o incluso el ritmo de las sílabas. Pero no nos esperábamos una imitación tan buena”, explicó a la AFP José Abramson, experto de la Universidad Complutense de Madrid.

Lo increíble de esto es que la anatomía vocal de las orcas es completamente distinta a la de los seres humanos, por lo que lograr que el cetáceo “hablara” lo más parecido posible a nosotros era casi imposible, sin embargo; deja ver algo maravilloso, que su capacidad para imitar es impresionante, recordemos que desde hace tiempo son entrenados para seguir los movimientos de sus cuidadores, para saltar, “saludar” e incluso salir de la alberca en donde se encuentran, pero esto es algo totalmente nuevo.

Wikie estaba acostumbrada a los humanos porque era una orca de “espectáculo”, así que al menos ese paso ya estaba ganado, después sólo se dedicaron a enseñarle las palabras y sonidos que jamás había oído, en poco tiempo la magia estaba hecha, ahora la ballena puede decir unas 10 palabras, además de Amy y hello también puede pronunciar bye, bye y one, two, three. 

Lo malo es que a decir de los expertos, el hecho de que la orca repita a la perfección no quiere decir que realmente entienda lo que está diciendo, aunque tampoco se le ha enseñado a asociar palabras con objetos, algo que sí se hizo con los chimpancés, por ejemplo.

“Una de las cosas que impulsó la evolución de la inteligencia humana fue la habilidad de aprender socialmente, de imitar, de tener cultura (…) Entonces, si uno descubre que otras especies también tienen la capacidad de aprender socialmente y de tener un aprendizaje social complejo que puede ser la imitación o la enseñanza, entonces uno espera que haya mucha flexibilidad en esas especies”, José Abramson