En la época que vivimos, ya no existe el respeto por ningún ser vivo.

Gustavito era el hipopótamo más querido en Zoológico Nacional del Salvador pero no sólo por ser una especie silvestre y el único que existía en este lugar sino también porque en el 2004, fecha en la que llegó al lugar, acaparó la atención de más de 25,000 personas que se reunieron para verlo por primera vez aunque eso no importó ni impidió que unos delincuentes terminaran con su vida de la manera más cruel posible.

Lamentable pérdida

La semana pasada los salvadoreños despertaron con una triste noticia ya que las autoridades y cuidadores del Zoológico Nacional anunciaron que Gustavito, el querido hipopótamo, fue atacado despiadadamente con varillas de hierro, piedras y armas punzocortantes por supuestos delincuentes que invadieron el zoológico en la noche; las agresiones de las que fue víctima el pobre animal propiciaron su muerte ya que sufrió de hematomas y laceraciones en cabeza y cuerpo, además de profundos cortes en su hocico, señal de que intentó defenderse.

«Tenía hematomas en diferentes partes del cuerpo, un agujero en la pata, heridas en las mejillas, un golpe en el párpado y heridas internas en la boca».- Comentó Vladan Henríquez, Director del Zoológico.

 

También te puede interesar: Animales momificados y desahuciados, la cruel realidad del zoológico de Gaza

No hay sospechosos

Sabemos que El Salvador es uno de los países más violentos de América Central pero la muerte de Gustavito ha conmocionado a todas las personas que se presentaron en el zoológico para dejarle flores y para mostrar su profunda indignación sobre el asesinato ya que buscan que las autoridades del zoológico se hagan responsables de lo ocurrido ya que en la zona de los hipopótamos no hay cámaras de seguridad ni vigilantes.

Al momento aún no tienen a algún sospechoso pero el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, ha solicitado una minuciosa investigación para dar con los causantes de la muerte de Gustavito, entre ellos los empleados del zoológico.

También te puede interesar: Veterinaria se suicida con el famoso fármaco que usaba para sacrificar perros

Por si no lo sabías los hipopótamos viven más de 40 años  y el que se encontraba en el zoológico de El Salvador aún no cumplía los 15 por lo que aún era una especie joven, Gustavito era originario de Guatemala y formaba parte de la tercera generación de hipopótamos que nacieron en el proyecto «Auto Safari Chapín», fue trasladado al zoológico del Salvador cuando murió Alfredito, el anterior hipopótamo.

No cabe duda de que es un acto reprobable ya que matar a un animal que no le hacía daño a nadie, no tiene perdón alguno. Ahora sólo queda esperar a que den con los culpables para que reciban su merecido.

Foto: Especial