Especial

Seguramente sabrás quién es Hachiko, el famoso perro Akita japonés que esperó a su dueño en la parada del tren aún después de que este había muerto, de hecho, la historia de este can es tan famosa que hay una película que la relata. Es bien sabido que los animales tienen un lazo tan fuerte con su dueño que llegan ser tan leales como él y eso mismo está pasando en San Nicolás Garza, Nuevo León.

Él no es Hachi y tampoco es Akita, es un Husky pero tiene el mismo temple que el famoso perro asiático y es que luego de que el primero de enero su dueño fuera trasladado por una ambulancia, este la siguió hasta la clínica 6 del IMSS y desde entonces no se ha movido de la sala de espera, no mientras su humano siga hospitalizado.

También te puede interesar:Dejó a su perro a cargo de su padre y a cambio recibió los mejores mensajes en whatsapp (+FOTOS)

La mala noticia es que “El Hachi regio”, como lo han apodado, no sabe que a su dueño se lo llevaron a otra clínica, la de la 25, así que sigue en la misma posición y es que ninguno de sus familiares se ha presentado para tomar el control de la situación; lo bueno, es que la gente del hospital se ha apiadado de él y no lo han corrido, incluso los familiares de los pacientes que lo vieron llegar le han llevado croquetas y agua para que su espera sea más liviana.

También te puede interesar:Este perro se cansó de esperar en el auto y tocó el claxon para llamar a su dueño (+VIDEO)

Las fotos de este perrito han inundado las redes sociales y se han viralizado con rapidez, y es que quién no moriría de ternura al ver tremendo gesto. Ojalá que pronto los demás humanos de este Husky puedan ir por él y regrese pronto con su amado dueño.