Foto: Claire Hayhurst

Todo comenzó en Reino Unido, específicamente en Taunton, cuando un trabajador de 19 años llamado Owen Nichol fue grabado practicando violencia hacia una cría de ternera recién nacida y no conforme con violentar al bebé, también agredió a la mama que acababa de dar a luz. Este ha sido uno de los casos más crueles de violencia animal suscitados en Reino Unido.

También te puede interesar: Imprudencia humana le cuesta la vida a animales de zoológicos
Foto: Claire Hayhurst / PA

Owen fue captado en video por la organización Igualdad Animal después de haber recibido varias denuncias de que en la granja Pyrland de Taunton estaban sucediendo casos de abuso anima. En el video se muestra cómo el adolescente patea a la ternera y la arroja por los aires para terminar golpeándola contra una puerta mientras la insulta. 

Y aunque en muchos países los animales tienen casi ningún derecho (lo cual es indignante), en Reino Unido maltratarlos de está forma es un tema de cárcel según la Ley de Bienestar Animal promovida en 2006.

El chico explicó durante el juicio que se había comportado de esa forma ya que su novia rompió con él hace 4 meses, además de estar preocupado por el bienestar de su abuela que estaba en el hospital, así que la forma más fácil de desquitarse fue con seres indefensos.

También te puede interesar: Muñeca, la perrita “azul” a la que el maltrato la mató (+FOTO)
Foto: Igualdad Animal

Sin embargo, tras los argumentos que fueron comprendidos como “inestabilidad emocional y estrés laboral”, el magistrado Peter Reed de la corte de Taunton condenó a Nichol a 12 semanas de prisión suspendida por un año y en su lugar, hará 150 horas de trabajo comunitario no remunerado, ¡qué coraje! Y es que por los delitos que cometió y por la gravedad de los ataques se le pudo haber condenado hasta por 5 años en prisión y aún nadie sabe el porqué real de la situación ya que en tiempos pasados, varios agresores de este tipo sí han sido condenados como dice la ley, sin pretextos.

Ahora, los habitantes de Reino Unido se han sumado a varias protestas para lograr que este chico vaya a la cárcel y no dar más pie a que otros maltratadores sean juzgados con una mano tan blanda.