Instagram @marktheshark

El maltrato animal no distingue de raza ni especie, cuando la gente desea hacerles daño lo hace sin importarles nada, tal como el caso de estos chicos que mataron a un tiburón blanco en Florida.

También te puede interesar: Las imágenes de este toro “suicidándose” por sufrir maltrato dan la vuelta al mundo (+VIDEO)

En redes sociales está circulando el video de unos pescadores que graban el momento en el que arrastran a un tiburón blanco por la cola con su lancha a unos 50 kilómetros por hora hasta que lo matan. El animal quedó desecho tras ser duramente golpeado por el mar.

El material fue divulgado por un cazador de tiburones famoso en Florida, Mark the Shark (Mark el Tiburón), después de que los jóvenes autores se lo enviaran esperando ser elogiados por su acto.

Pero la reacción de Mark fue todo lo contrario y es que el hombre aseguró que al ver el video quedó horrorizado y aseguró que los chicos confundieron una actitud deportiva con maltrato animal, así que dijo que había sido él mismo quien denunció la atrocidad a las autoridades, quienes ya se encuentran investigando el hecho.

Hasta ahora se ha descubierto que Wenzel, el propietario de la lancha y quien aparentemente fue quien ató al tiburón, ya tiene varias denuncias anteriores por maltrato animal a otras especies protegidas, pero por lo visto no ha sido castigado, aún cuando él mismo compartía “sus hazañas” en las redes sociales que ha terminado por cerrar.

Michael Wenzel, propietario y capitán de la lancha que arrastró al tiburón, ha sido denunciado por maltrato animal durante años. Sus publicaciones en redes sociales lo muestran alardeando ejemplares de especies protegidas en la Florida y hasta utilizando a un perro muerto como carnada. El “pescador deportivo” se ha visto obligado a cerrar su cuenta de Instagram
Especial
También te puede interesar: Un canguro fue torturado y asesinado en Australia y nadie ha encontrado al responsable

Por lo pronto, cientos de activistas están trabajando para que los responsables sean castigados y se les revoque su licencia de pescadores, porque además se sabe que ambos que son hijos de altos funcionarios en Miami, una razón de “peso” para que no paguen por lo que hicieron.

Esperemos que las autoridades logren detener los abusos de este par de inhumanos.