Especial

Parece que la lucha que muchos grupos y asociaciones dedicadas a la protección de los animales no está dando resultado porque en Estados Unidos las reformas a la ley de caza han cambiado.

El senado de los Estados Unidos ha desechado las regulaciones promovidas durante la administración de Obama, las cuales denominaban ilegales todas las técnicas agresivas para la caza. Hoy, con las nuevas modificaciones efectuadas, será legal que cazadores de Alaska rastreen y asesinen a osos mientras hibernan.

Las regulaciones que prohibían capturar a lobos mientras se encontraban en cuevas con sus cachorros, rastrear a osos con aviones, atraerlos con comida para matarlos y atraparlos con eslabones de alambre ahora son historia, pues estas acciones han pasado a ser legales.

También te puede interesar: Tomarte selfies con animales salvajes ya es considerado maltrato
Especial
También te puede interesar: Walmart vuelve al ojo del huracán y es acusado de discriminar a México y maltratar animales

Los animales que actualmente viven en los 16 refugios de Alaska se encuentran en un grave peligro.

“Lo que la Cámara ha hecho hoy debería impactar en la conciencia de todos los amantes de los animales de Estados Unidos. Si el Senado y el Presidente coinciden, veremos familias de lobos muertas en sus guaridas y osos perseguidos por aviones”, comentó Wayne Pacell, director ejecutivo de Humane Society a The Huffington Post.

Lisa Murkowski, senadora de Alaska también declaró estar en contra y comentó que estás medidas son malas para Alaska, para los cazadores, la población nativa y para Estados Unidos.

Especial

Por otro lado, Dan Sullivan, otro senador de Alaska quien fue el responsable de realizar la propuesta de ley, mencionó que esto es un cambio para los habitantes del estado del norte, “quienes valoran la caza como un factor profundo en su cultura”.

Lo cierto es que la reforma de la ley coincide con la campaña de recolección de firmas del equipo Avaaz, la cual tiene como finalidad frenar el plan de Donald Trump para permitir que cazadores estadounidenses maten elefantes en África y los lleven hasta su casa.

Especial

Sin duda, estas acciones resultan horribles porque representan un profundo daño a estos animales y a otras especies repercutiendo de forma negativa en el ecosistema y en la cadena alimenticia. Todos y principalmente los gobernantes de las naciones deberíamos hacer conciencia sobre la importancia de cada ser vivo que habita este planeta.