Sí, es cierto, de alguna u otra forma compartimos un vínculo ancestral con los primates, la cadena evolutiva nos lo ha enseñado, pero un nuevo descubrimiento ha inquietado al mundo entero, ¡los primates pueden leer la mente! ¡Corran en círculos!

Los primates y su forma de leernos

Resulta que un estudio publicado por la revista Science, ha dado a conocer que los chimpancés, orangutanes y bonobos tienen la capacidad de leer la mente, algo que hasta el momento se creía exclusivo en los humanos.

Y no, realmente no es como lo imaginas, tampoco es que los primates se metan en tu mente y lean tus más oscuros y profundos pensamientos y te manipulen, solamente son capaces de detectar pensamientos e intenciones ajenas.

Una investigación en conjunto entre antropólogos de la Universidad de Duke de Estados Unidos y la Universidad de Kioto en Japón nos da esta noticia luego de trabajar durante meses con 30 primates analizando sus reacciones.

También te puede interesar: ¿¡Qué!? Les crece melena a 5 leonas y ahora se comportan como machos

¿Cómo? Crearon una dramatización en donde una persona disfrazada de simio engañaba a un humano, es decir, el primate ficticio le robaba una piedra al hombre y la escondía en una caja, el hombre salía de la escena y el falso simio cambiaba la piedra de caja y al final se la quedaba, suena extraño, lo sé, pero veamos cuál es la conclusión o cómo se aplica exactamente.

El resultado del experimento demostró que sabiendo que la piedra no estaba en ninguna de las cajas, los primates fijaban su mirada en la primer caja, conscientes de que el hombre creía que estaba ahí escondida, o sea que estos animales asumen nuestro comportamiento, digamos que ellos entienden qué es lo que estamos pensando (¡ni para engañarlos!). De este modo, los simios se anticipaban a la acción del hombre, motivada por una falsa creencia, probando así que los primates son capaces de adivinar y prever los pensamientos y reacciones de humanos y otos animales, un factor importantísimo que justifica su impresionante inteligencia.

“Cuando hay una confrontación entre individuos, ambos tienen curiosidad para saber qué es lo que pasa después” , explica Christopher Krupenye, un antropologo de la Universidad de Duke.

Hasta el momento, se creía que tan solo los humanos podían detectar en el otro una falsa creencia, ya que se había comprobado que niños de 2 años ya cuentan con esa capacidad.

También te puede interesar: ¿Los perros y los humanos compartimos ADN?

¿Ahora qué sigue?

Aún faltan muchas interrogantes por descubrir en la investigación, cosas como si los primates además de ser capaces de detectar una falsa creencia, la entienden y saber si otros animales como los perros, los gatos o los pájaros son capaces de lograrlo también.

Esto me recuerda aquellas teorías en donde la gente decía: “Si ves un animal salvaje no te muevas, así el no puede verte”, pues esta investigación comprueba que eso es ¡FALSO! Ya que los animales sí se dan cuenta de tu existencia y encima también de que los quieres engañar.

Inquietante, ¿no? Sigamos en espera de que la investigación crezca y nos sorprenda un poquito más.