Una empresa suiza ha encontrado una ingeniosa forma de tener abejas en tu domicilio y además contribuir en su reproducción y supervivencia. 

Tener abejas silvestres como mascotas podría parecer extraño y peligroso, pero la empresa suiza Wildbiene+Partner lo ha hecho posible y lo mejor es que esta acción contribuirá al bienestar del ecosistema.

Luego de un informe emitido por las Naciones Unidas en 2011 en el que se describía que la población mundial de las abejas está disminuyendo considerablemente, los focos rojos se encendieron porque  de las 100 especies de plantas que representan el 90% de los alimentos del planeta, el 70% depende de la polinización y las abejas, así que si esta situación continúa, muy pronto podríamos quedarnos sin muchos insumos.

Wildbiene
También te puede interesar: ¿Quieres ayudar al planeta? ¡Adopta una planta en peligro de extinción!

El peligro de extinción de las abejas surgió gracias al uso de pesticidas, la contaminación del aire y la reducción de plantas con flores. 

Ante esta situación, Tom Strobi y Claudio Sedivy, biólogos de Zúrich, decidieron crear algo para evitar la desaparición de estas polinizadoras, fue así como surgió Wildbiene+Partner que ofrece a todos la oportunidad de contribuir en la supervivencia de estos insectos instalando nidos en un balcón o el jardín y así brindarles un lugar para reproducirse.

Cabe destacar que las abejas silvestres son muy diferentes a las melíferas, pues no producen miel, no pican, no tienen reina y de hecho, son más eficientes que las segundas porque una sola puede polinizar tanto como 300 melíferas y disfrutan particularmente de árboles frutales y plantas como fresas y frambuesas.

También te puede interesar: Los insectos están desapareciendo en Alemania y esta es la aterradora razón
Wildbiene+Partner

La empresa actualmente cuenta con 30,000 clientes particulares y 300 agricultores en Suiza, y cada vez se suman más, de hecho; pronto ofrecerá sus servicios en Francia. Para convertirte en criador de abejas lo único que necesitas es solicitar el equipo a través de la página web de la startup y esperar la entrega de un nido con 25 capullos de abeja. 

Como criador de abejas tienes dos opciones diferentes que la empresa ofrece, una para clientes privados y la otra para profesionales. La primera consta de un nido pequeño (20 centímetros de ancho), con aproximadamente 100 celdas de anidación que tiene un precio de 120 francos suizos (120 dólares). El segundo es una estructura similar pero ocho veces más grande y cuesta 200 francos (200 dólares).

Estos nidos no representan peligro, así que los criadores pueden tener tantos como sea posible para fomentar la polinización.

Wildbiene+Partner

Wildbiene+Partner ofrece además otros servicios como estructura interior de los nidos y tubos de anidación que contienen de 6 a 12 capullos. Los huevos, recogidos por los biólogos, se usan para hacer nuevos nidos y reponer las colmenas. Cada nido puede dar vida a más de 100 abejas al año, así como un cajón de observación.

Las acciones de esta organización pretenden generar conciencia en la población sobre la importancia de estos animalitos y evitar que se extingan. Esperemos que tengan éxito porque esta problemática sin duda nos afecta a todos.