Especial

Un estudio publicado por la revista Science revela que como consecuencia de la disminución del hielo, los osos polares gastan más energía y tiempo en buscar alimento, además su población disminuyó en un 40% durante la última década.

La investigación encabezada por el biólogo Anthony Pagano y otros expertos de la universidad de Santa Cruz en California, revela que gracias al cambio climático los osos polares presentan mucha más demanda energética.

Los científicos se dieron cuenta de que el Ártico se está calentando doblemente más rápido que el resto del planeta, así que el deshielo de los glaciares provoca que los osos polares tengan que recorrer distancias más largas para encontrar focas y alimentarse de ellas.

Especial
También te puede interesar: El puma del este de Norteamérica oficialmente se ha extinguido y esta es la triste razón

El hielo del  Ártico está disminuyendo en un 14% cada década, un hecho que reduce el acceso de osos polares a su comida favorita, las focas.

Para el estudio, los expertos siguieron a nueve hembras en el mar de Beaufort, en el Océano Ártico, mismas a las que les realizaron análisis de sangre y orina de forma periódica, fue así como determinaron que su metabolismo es 1,6 veces más alto que en estimaciones previas, esto debido a que el cambio climático hace que necesiten más alimento para nutrirse adecuadamente y sobrevivir.

También te puede interesar: Muchos osos y lobos de Alaska serán asesinados brutalmente y la ley lo respalda
AP

El estudio se llevó a cabo entre Abril y Julio, temporada en la que los osos polares cazan más y adquieren todas las reservas de grasa que necesitarán para el resto del año.

Los resultados del análisis fueron aterradores, pues en un período de entre 8 y 11 días cuatro osas perdieron más del 10% de su masa corporal, incluyendo grasa y musculatura debido a que el alimento que consiguieron no fue suficiente para cubrir sus necesidades energéticas.

Antes de este descubrimiento, los científicos creían que el consumo energético de los osos polares era casi nulo ya que supuestamente sólo tenían que sentarse y esperar a que su presa apareciera, pero esto no es así.

Pagano reconoce que afortunadamente ahora cuentan con la tecnología para estudiar la forma en que los osos se desplazan sobre el hielo, sus actividades y necesidades energéticas, en consecuencia pueden comprender mejor las repercusiones del cambio climático en estas.

Especial

Es triste darnos cuenta que cada vez la flora y fauna de nuestro planeta se deteriora más y más, todo gracias a las acciones humanas que carecen de conciencia ambiental y sólo pretenden sacar beneficios explotando los recursos naturales, ¿hasta qué punto llegaremos para frenar esto? ¿Dejaremos que los osos y otras especies desaparezcan antes de hacer algo al respecto?