YouTube @Jimmy Kimmel Live.

¡Se merece más que un aplauso!

Hollywood es conocido por ser el recinto perfecto para que actores, productores y todos los amantes del cine puedan cumplir sus sueños, pero también es conocido por sus excentricidades e imposiciones sexistas y eso mismo pudo experimentar en carne propia el actor Robert Pattinson al filmar su última película, cuando el director le pidió que masturbara a un perro.

También te puede interesar: ¿Por qué la crítica ha destrozado a la nueva película de Cara Delevingne, “Valerian”?

Respetando a todos

Robert es mundialmente conocido por el papel de “Edward Cullen” en la Saga“Crepúsculo”, pero además de ser uno de los vampiros más amados (y odiados) por muchos, también es reconocido por ser un amante de los animales, es por ello que su declaración en el show de comedia de Jimmy Kimmel volcó las redes sociales, ya que al joven actor se le ocurrió decir que durante la filmación de la nueva película “Good Time” el director le pidió que masturbara a un perro que salía en una de sus escenas, ocasionando claramente que muchas organizaciones protectoras de animales se les fueran encima a todos los de la producción.

“Rodamos una escena en la que un vendedor de drogas entra en la habitación y yo estoy durmiendo con un perro, básicamente masturbándolo. (…) El director no paraba de decirme: “¡Pero hazlo de verdad! ¡No seas cobarde!” Hasta el dueño del perro me dijo que era un semental. Pero me negué a hacerlo.- Comentó Pattinson.

Supuestamente, Robert aseguró que para rodar la peculiar escena se utilizó un pene de perro falso para no dañar al can, posteriormente afirma el actor, fue retirada la escena en postproducción para no causar algún malestar en la audiencia. Al comunicar el mensaje anterior, el actor recibió halagos por parte de muchas personas, incluso la famosa organización “Personas por el Trato Ético de los Animales”, mundialmente conocida como PETA, le envió un comunicado para aplaudir su hazaña y además afirmaban que tomarían cartas en el asunto contra los productores de la película. 

Bromas que molestan

Después de ver que su comentario se había salido de control, el actor volvió a hacer un comunicado donde afirmaba que lo que había dicho en el programa de Jimmy se trataba de una simple broma y que nunca existió la escena en cuestión. Además aseguró que ningún animal fue dañado en el rodaje ya que todos los que formaron parte de la película aman a los animales como para lastimar o mastubar a un perro. Por su parte, Josh y Ben Safdie, directores del film, se dedicaron a desmentir todas las publicaciones que revistas y medios gringos habían realizado respecto a la supuesta masturbación canina.

También te puede interesar:Gal Gadot responde a las críticas sobre su físico con esta canción (+VIDEO)
Twitter @Josh_Benny.

Así que esto le quedó como lección al actor y es que ahora nadie sabe si lo que dijo fue real y después se arrepintió o está en lo cierto al decir que sólo fue una broma.