Especial

No es sorpresa para nadie que stranger Things se haya vuelto una de las series más exitosas de Netflix, tanto, que ha recolectado millones de fans alrededor del mundo, mismos que han resurgido luego de la última temporada que se estrenó hace unos días, sin embargo; como siempre, cuando sucede alguna novedad de estas hay algún vivo que nota algo que los demás no, y en este caso, ese vivo es el perfil de Twitter “Stranger Facts”.

¿Por qué? Bueno, el espacio dedicado a compartir información y curiosidades relacionadas a la serie y sus protagonistas hizo un análisis que aunque a primera instancia parece descabellado, una vez tomando en cuenta sus argumentos es realmente INCREÍBLE.

También te puede interesar:¡Stranger Things ya tiene su primer videojuego y es gratis!

A decir de los genios de Stranger Facts, la película basada en el libro de Stephen King, “It”, y la historia que se desarrolla en Stranger Things están conectadas, ¿cómo? Verás, todo gira en torno al personaje Bob Newy (interpretado por Sean Astin) y a una confesión que hace durante el segundo episodio de la temporada dos que lleva por nombre “Trick or treat”; allí Bob le cuenta a Joyce Byers que sus padres tienen una casa en Maine (lugar en donde se desarrolla la historia de It) y en el capitulo siguiente  (The pollowing) asegura que fue víctima del ataque de un payaso cuando era apenas un niño.

Netflix

En términos más sencillos, según el análisis del perfil de fans, la teoría es que la infancia de Bob transcurrió durante los años 50, mismo tiempo en que ocurrió la trama de la película de King, y que vivió en Maine, por lo que fue una de las víctimas de “It”, quien cometía sus fechorías allá.

También te puede interesar:Demócrata compara a Trump con Stranger Things y esto fue lo que pasó

La suposición no tardó ni un par de minutos en ser retuiteada miles de veces por los seguidores, que apoyan el argumento, aunque hasta ahora, ningún productor o integrante de la serie ha desmentido o afirmado públicamente esta teoría. Yo al menos, la veo bastante creíble.