Los festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución causaron que distintos materiales documentales del país fueran prestados, así surgió la necesidad de contar con la norma de Acervos documentales–lineamientos, el primer documento gubernamental que indica cómo debe tratarse un documento para ser preservado.

BUAP
También te puede interesar: 5 Libros de editorial BUAP que tienes que leer ahora mismo

Para ello se integró un equipo de especialistas y en 2011 la Biblioteca Lafragua de la BUAP participó en la elaboración de la primera propuesta, que sigue siendo única en su tipo. El equipo de trabajo afinó la norma de acuerdo con los estándares establecidos y una vez aceptada, pidió su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

BUAP

La norma ya entró en vigor y desde ahora brindará el conocimiento de conservación para grandes acervos y también servirá de guía a cualquier persona u organización que tenga algún tipo de fondo documental: parroquias, escuelas y hasta bibliotecas personales. Si tienes curiosidad de conocerla, puedes hacerlo aquí.