Gobierno del Estado de Puebla

Fotografía

Inicio Arte y Cultura Fotografía

¡Feliz divorcio! La nueva moda de selfies que está rompiendo la red

Como bien sabemos, las redes sociales son la  herramienta perfecta para compartir cientos de selfies con nuestros amigos y familiares pero aunque la mayoría de las fotos son de momentos tradicionales como aniversarios, cumpleaños o graduaciones, muchas personas están prefiriendo compartir su “feliz divorcio”.

También te puede interesar: En estos países es más común que la gente muera haciéndose selfies

Parejas felices

Para muchas personas no existe nada más triste que terminar una relación de pareja y después de una ruptura, lo último que harían sería compartir el momento con los fisgones de Facebook o al menos así era antes de que llegaran las redes sociales ya que ahora lo que está de moda es compartir fotos en las plataformas más usadas, como Instagram, del acta de divorcio.

Suena algo bastante descabellado, pero es la realidad. Bajo el #divorceselfie, más de 500 personas han compartido en Insta lo felices que se sienten de terminar legalmente con su relación e incluso el famoso actor de los cazafantasmas, Bill Murray, se ha unido a está tendencia. Pero no creas que se divorció, más bien se encontró a una pareja que estaba firmando su separación y claro, ninguno de ellos dejó pasar el momento para compartir el curioso momento. 

También te puede interesar: Dime qué foto subes a Instagram y te diré si padeces depresión

¿Las redes terminan relaciones?

Es un hecho que la tecnología, en ocasiones, afecta el desarrollo social e intelectual de las personas y como era de esperarse, también forma una parte importante en las relaciones amorosas. Muchas personas creen que compartir cada instante y detalle de su relación con todos sus contactos ayuda a formar un vínculo más saludable mientras que otros piensan todo lo contrario. 

Desafortunadamente, esto no siempre funciona porque las redes sociales ayudan a crear un escenario que en muchas ocasiones resulta falso, es decir, se genera un ambiente prediseñado de cómo deben ser las parejas y todo aquello que no forme parte de este “universo” no tiene derecho de ser nombrado ni mostrado en Internet. Casos más extremos los podemos encontrar cuando una persona tiene una “relación amorosa” desde alguna plataforma virtual, aunque es lo más común que podemos encontrar hoy en día, esta situación se puede tornar peligrosa cuando alguno de ellos deja de socializar cara a cara para sólo relacionarse desde un monitor o dispositivo.

No cabe duda de que las redes sociales pueden ayudar y perjudicar, pero cada uno es libre de decidir si sigue las tendencias o las deja pasar.