Toper News

Toper News

Parece que la política mexicana lo sigue haciendo mal.

Parecía un día normal, parecía que iba a hacer uno de los eventos que apoya el gobierno como siempre, rutinario, cuadrado y aburrido pero no, en realidad iba a ser todo lo contrario, esta vez los asistentes se llevaron tremendo espectáculo.

Era la feria de la salud “Besos y Abrazos” en Iztapalapa, Ciudad de México y la intención de esta era prevenir a los jóvenes de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual, por ello la asistencia de la delegada Dione Anguiano, quien aseguró que protegerse no tenía por qué ser aburrido, que el poder del amor podía hacer que las cosas cambiaran e invitó a los presentes -que eran más de 2 mil, entre ellos muchísimos jóvenes- a “hacer el amor y no morir en el intento”.

También te puede interesar:Monja declara que el sexo es algo “divino” y el mundo enloquece

Hasta ahí todo iba bien, todo normal, nada que no se hiciera en este tipo de eventos pero ¡oh sorpresa! A la delegada se le ocurrió que era buena idea ponerle un condón a un pene de plástico en frente de toda esta gente, la demostración además de dejar atónitos a todos fue algo grotesca aunque ella aseguró que fue con la total intención de mostrarle a los presentes que cuando se trataba de sexo no había que tener pena de nada y menos de poner un preservativo que podría salvarte la vida.

También te puede interesar:¡Sexo, sexo y más sexo en la televisión pública de Noruega!

En realidad, la funcionaria tiene razón, sin embargo, creo que no era necesario que nos enseñara a todos sus talentos escondidos, digo, con una buena plática bastaba.