Especial

La cifra sobre la demanda que exige reemplazos de baterías de iPhone cada vez aumenta más en todo el mundo, así que Apple ha considerado ofrecer reembolsos a las personas que hayan pagado el precio total por nuevas baterías.

Apple Inc ha enfrentado graves problemas últimamente, pues en Diciembre de 2017, luego de varias quejas por parte de sus usuarios, reconoció que el software para administrar la vida útil de las baterías en los modelos iPhone 6, iPhone 6s y iPhone SE, podía reducir su rendimiento, esta acción sin duda generó gran descontento entre miles de clientes quienes aseguraron que lo que realmente pretendía la compañía era vender modelos nuevos ralentizando equipos anteriores, lo cual se trataba de una estrategia muy poco ética.

Para disculparse por lo anterior Apple bajó el precio de los reemplazos de baterías en los modelos afectados de 79 a 29 dólares, sin embargo, actualmente la empresa se encuentra una vez más en el ojo del huracán debido a la inconformidad de muchos consumidores que pagaron el precio completo antes de que esta ofreciera el descuento, además la organización recientemente ha reconocido también que desde otoño de 2016 sabía del problema con las baterías y que este se debía a un defecto de fabricación, pero no lo expresó en ese momento. A fin de calmar la molestia de la gente, la compañía envió una carta a legisladores estadounidenses, fechada el 2 de febrero en la que ofrece reembolsar a los clientes el dinero que hayan pagado por las baterías.

También te puede interesar: ¡Para todo lo que estás haciendo!, Apple podría ser el nuevo dueño de Netflix
Especial
También te puede interesar: Apple compra Shazam y Carlos Slim no está nada contento con esto

La carta fue dada a conocer por el Comité de Comercio del Senado estadounidense y también menciona que Apple brindó una actualización de software en enero de 2017, pero la divulgó un mes más tarde.

John Thune, senador republicano que preside el comité, señaló la importancia de que los consumidores cuenten con una difusión clara y transparente de los fabricantes, para así conocer las razones por las que su dispositivo podría experimentar cambios de funcionamiento.

Apple comentó que la difusión inicial de lo que sucedía con su actualización de software fue escasa, pero también prometió al comité información de seguimiento sobre la respuesta y pasos que llevarán a cabo para apoyar a los clientes que adquirieron una batería nueva a precio completo. Por otro lado, aseveró estar en la disposición de responder a las preguntas que algunas agencias de gobierno le están haciendo llegar. 

Por ahora se sabe que Apple lleva por lo menos unas 50 demandas a causa de la actualización de software de iPhone, que de acuerdo con los clientes provocó cierres inesperados y dañó el funcionamiento de los modelos SE, 6 y 7, así que Apple se encuentra en graves aprietos pues además de las demandas ya mencionadas, los gobiernos de Francia, Brasil, Italia y Corea del Sur ya la están investigando por los reclamos.

Apple

Ojalá que esta problemática se resuelva pronto y los clientes tengan una solución adecuada y justa.