Imagen: Blickwinkel/Alamy.

El ser humano, aunque siempre alardea de ser el más poderoso, es propenso a padecer diferentes enfermedades y condiciones que afectan su salud y aunque cientos de médicos han intentado encontrar la cura de todos los males no lo han logrado, en especial cuando hablamos de enfermedades mortales como el cáncer. Hasta ahora.

También te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el mesenterio, el nuevo órgano humano

El secreto es la sangre

Las personas que padecen cáncer han intentado retroceder su enfermedad con diferentes técnicas, tanto médicas como naturistas y espirituales pero difícilmente esto puede dar resultado cuando la enfermedad se encuentra en una fase avanzada.

Las esperanzas parecían perdidas, sin embargo, un reciente estudio publicado por la revista de divulgación científica, New Scientist, afirma que la sangre joven puede atacar a las células cancerosas e incluso hacerlas desaparecer. Eso no es todo, el estudio también mostró que la transfusión de plasma sanguínea ayuda a retrasar el Alzheimer.

También te puede interesar: La cura de la diabetes podría estar en el veneno del ornitorrinco

¿Por qué sangre?

Como bien sabemos, la sangre tiene muchas propiedades que ayudan a sanar el cuerpo humano, esto debido a que los glóbulos rojos y blancos que transitan por ella provienen de células madres de la médula ósea. Parece un poco complicado comprenderlo pero es algo bastante sencillo ya que al transferir sangre de una persona joven a una mayor, la segunda recibirá los nutrientes que ha perdido con el paso de los años, ayudando a retroceder cualquier señal de una enfermedad mayor, por ejemplo, como te decía, la sangre joven ayuda a desarrollar nuevas neuronas que han sido dañadas por el Alzheimer.

Desde hace más de un año, científicos del del mundo (España, Estados Unidos e incluso México) han realizado diferentes pruebas privadas con grupos específicos de personas mayores de 35 años, una de esas pruebas es la que aparece en la revista científica antes mencionada. Cada estudio realizado por las diferentes organizaciones ha mostrado resultados favorables ya que todos los participantes, a los que les transfirieron plasma sanguíneo de jóvenes entre 16 y 25 años de edad, han reaccionado positivamente.

Imagen: Especial.

Aunque este gran descubrimiento puede ser la próxima solución para todos los pacientes que padecen cáncer o Alzheimer, la comunidad científica no lo ha recibido bien ya que asegura, carece de argumentos y los resultados obtenidos sólo son placebos.