Foto: GettyImages

Atención fanáticos de los refrescos y bebidas azucaradas, un estudio realizado por un equipo de investigadores estadounidenses ha asociado el consumo de bebidas azucaradas con la aceleración de los procesos de envejecimiento cerebral, además de que podrían ser una de las causas de Alzheimer a edad temprana.

También te puede interesar: Estas son las enfermedades que puede provocar el exceso de Nutella
Foto: Shutterstock

Si tu pregunta después de leer el primer párrafo es si de verdad hay que preocuparse, la respuesta es ¡sí!, verás, los científicos analizaron datos de más de 4000 personas mayores de 30 años a los que previamente analizaron mediante imágenes de resonancia magnética y midieron sus capacidades de memoria usando pruebas psicológicas, basándose obviamente en su dieta y la frecuencia en la que consumen bebidas azucaradas.

El estudio publicado por Alzheimer’s&Dementia, revela que entre más bebidas azucaradas se consuman menor es el volumen cerebral, además disminuyen la puntuación en las pruebas de memoria de las personas, el problema está en que entre más pequeño el tamaño del cerebro, mayor riesgo de sufrir Alzhéimer. 

«Aunque no podemos probar que es una relación de causa y efecto, estos datos sugieren que debemos ser cuidadosos con respecto al consumo de las bebidas azucaradas».- Matthew P. Pase, investigador de la Universidad de Boston.

También te puede interesar: La bota que detecta el pie diabético, un invento 100% mexicano
Foto: BID mejorando vidas

El cerebro de las personas que no consumen bebidas azucaradas o que solo tomaban una o 2 bebidas al día, tuvo una reducción de volumen cerebral equivalente a 1.6 años de envejecimiento normal y una puntuación de memoria entre los limites de lo normal, 5.8 años de envejecimiento. Quienes sí consumían bebidas azucaradas tuvieron una disminución de volumen cerebral equivalente a 2 años de envejecimiento normal y menores puntuaciones equivalentes a 11 años de envejecimiento, así que bien dicen que es mejor prevenir que lamentar y por más que a muchos nos cueste aceptarlo, el delicioso azúcar puede causar cosas terribles en nuestro cuerpo.