Foto: Snapchat

Todos conocemos la situación económica y social que se vive en Venezuela, las políticas de Nicolás Maduro acerca del embargo durante uno de sus peores momentos de producción de bienes, han hecho que la gente sufra de hambre, que no haya ni siquiera alimentos en los almacenes, los países vecinos han cerrado sus fronteras para evitar que los venezolanos emigren, aunque en realidad es imposible sin el dinero para hacerlo o al menos parecía imposible ya que Daniela, una joven de 22 años ganó miles de dólares vendiendo sus nudes a través de Snapchat y así fue como logró emigrar. 

También te puede interesar: Las temidas Águilas Negras, la agrupación que ha aterrorizado a Colombia

¿Cómo una estudiante de Ciencias de la Comunicación llegó a esa situación? Según relata, una noche revisando su SnapChat notó que tenía un mensaje de una cuenta llamada “CastingTakeOver” que la invitaba a hacer “Takeover” o sea, usar la cuenta por un periodo de tiempo determinado. La curiosidad la llevó a aceptar sin conocer las condiciones.

Foto: Diego Urdaneta/Vice

“En cuanto te dan la clave y haces el TakeOver los seguidores de esa cuenta ven la foto de perfil que eliges y comienzan a ofrecerte dólares por fotos o videos en los que estés desnunda y por tu cuenta personal de Snapchat”, dice la joven de 22 años.

Daniela aceptó la primera oferta de 20 dólares por una nude, para que nos contextualicemos, el salario mínimo en Venezuela es de 65.021 bolívares al mes (unos 117 pesos mexicanos, dependiendo del tipo de cambio), así que Daniela por vender una nude gana lo que un venezolano con salario mínimo percibe en unos 3 meses de trabajo si ganara sólo el salario mínimo. La situación venezolana es grave, por ejemplo, una canasta básica tiene un precio de 772,614 bolívares, es decir, más de 7 salarios mínimos, por eso CastingTakeOver fue una de las herramientas para poder ahorrar y salir de su país.

También te puede interesar: Unas nudes y un novio vengativo le dieron a esta chica una visita al tribunal
Foto: Vice

Evidentemente el trabajo de Daniela es peligroso ya que se está expuesto a que cualquiera que recibe sus fotos y videos los filtre a la red, sin embargo, ella está dispuesta a afrontar el riesgo con tal de lograr su cometido: salir de Venezuela, y aunque el juicio moral es alto (algunos dicen que esto se trata de prostitución) muchos chicos igual a ella ven en las redes sociales una oportunidad que se presenta a muchos jóvenes venezolanos para lograr emigrar y tener una mejor calidad de vida. Tú, ¿qué piensas?

Con información de: VICE.