El síndrome de abstinencia representa una verdadera pesadilla para muchos adictos al alcohol, pero un grupo de científicos parece haber encontrado la solución a este problema y lo mejor, sin efectos secundarios ni recaídas.

El fármaco llamado JVW-1034, fue desarrollado por científicos de la Universidad de Texas en Estados Unidos, y ha sido probado en diversas especies de animales entre las que se encuentran lombrices y ratas adictas al alcohol, ofreciendo excelentes resultados contra el síndrome de abstinencia, así que en el futuro podría significar una gran ayuda al tratamiento contra el alcoholismo en humanos.

Lo mejor de este medicamento es que no provoca los efectos negativos de otras drogas usadas con el mismo propósito, esto gracias a que actúa sobre una secuencia molecular distinta.

amy schumer drinking GIFTambién te puede interesar: ¿Qué pasa cuando juntamos Cannabis y alcohol y qué se debe de consumir primero?

¿Cómo funciona?

Un documento publicado por los investigadores en la revista Neuropsychopharmacology, detalla que el componente actúa directamente sobre el receptor celular sigma 2, el cual está implicado en el ciclo de refuerzo y recompensa provocado por la dependencia alcohólica, de esta forma logra un efecto modulador sobre el síndrome de abstinencia.

También te puede interesar: En esta iglesia africana el alcohol es sagrado y los bautizos se realizan con cerveza

happy hour drinking GIF¿Cómo se administraría?

Los científicos pretenden crear una píldora de JVW-1034, que sería ingerida por los pacientes de manera crónica o en situaciones de estrés para bloquear los síntomas del síndrome de abstinencia y evitar una recaída.

sad will ferrell GIFJVW-1034 representaría un gran avance contra el alcoholismo, sin embargo; cabe destacar que por si sólo no es suficiente para una terapia adecuada porque desafortunadamente la dependencia al alcohol provoca desórdenes genéticos que la ciencia aún no comprende en su totalidad y este medicamento no puede modificar de manera definitiva.

Esperemos que los avances científicos permitan una cura efectiva para este problema que afecta a muchas personas en el mundo.