Foto BUAP

Gracias al uso de la terapia fotodinámica, el cáncer podría ser curado de una forma más efectiva y menos agresiva.

Actualmente se han desarrollado diversos avances tecnológicos y médicos que han mejorado la calidad de vida de miles de personas en el mundo, a pesar de esto, aún no existe un tratamiento diferente a la quimioterapia y a la radioterapia (caracterizados por ser muy agresivos ya que destruyen células sanas) que permita combatir al cáncer de una forma más rápida y menos molesta para el paciente, es por eso que aún este padecimiento sigue siendo fulminante en muchos casos. Tan solo en México es la tercera causa de muerte después de la diabetes y las enfermedades del corazón, sin embargo; la historia podría cambiar muy pronto gracias a las recientes investigaciones de un académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Fabián Galindo Ramírez es doctor en Fisiología por la BUAP, ha realizado una profunda investigación sobre el uso de la terapia fotodinámica y finalmente ha descubierto que el uso de esta puede generar señales de muerte a las células cancerosas.

Durante su investigación, Fabián ha estudiado la comunicación de las células que se lleva a cabo por medio de uniones creadas por las conexinas, las cuales a su vez forman un túnel (gap juntions) que sirve como medio para compartir información entre célula y célula.

También te puede interesar: La BUAP es reconocida por ser pionera en la investigación y desarrollo de inteligencia artificial
BUAP
También te puede interesar: Investigador de la BUAP es premiado por tener la mejor tesis doctoral

Fabían también descubrió que las conexinas participan en la propagación de las señales generadas desde las células sometidas a terapia fotodinámica. Para probar lo anterior, empleó células derivadas de carcinoma de mama, próstata y pulmón, las cuales incubó con un fotosensibilizador y posteriormente aplicó el estímulo luminoso (un rayo láser o led) con un diámetro de entre una y cinco micras.

La aplicación de la terapia fotodinámica produce considerables cambios en la concentración de calcio de la célula y a su vez este efecto se propaga en células vecinas. Existen fotosensibilizadores localizados en organelas intracelulares, como la mitocondria y el retículo endoplásmico, encargados de  la formación de especies reactivas de oxígeno que generan la muerte celular, así este mecanismo combinado con el efecto de la luz activa en la célula la sustancia fotosensible produciendo una señal de muerte que viaja a la siguiente ( sin ser irradiada) y así sucesivamente creando un efecto dominó o cadena.

Los resultados demuestran que las conexinas juegan un papel muy importante en la propagación de las señales producidas por la terapia fotodinámica, de modo que su regulación podría ayudar a mejorar el tratamiento contra el cáncer.

“Con manipulación genética se podría incrementar la aparición de conexinas para atacar a un mayor número de células tumorales y, por otro lado, al modular su funcionamiento se protegería el tejido sano, para únicamente afectar la masa tumoral” – explicó Galindo Ramírez, quien también forma parte del Sistema Nacional de Investigadores.

Especial/Células Cancerigenas invadiendo a organismo sano.

El académico también señaló que para llegar a las conclusiones anteriores analizó cultivos celulares de modelos animales a los que les generó un tumor con el fin de validar la terapia fotodinámica en una masa real, misma que podría aplicarse ya en el campo de la medicina puesto que es muy puntual, pues sólo destruye las células malignas, además no resultaría costosa debido a que no requiere de gran infraestructura y funciona con leds.

El esfuerzo y dedicación de profesionales como Galindo en el ámbito de salud resultan, sin lugar a dudas, muy valiosos ya que son esos hallazgos los que podrían salvar la vida de muchas personas y lograr una evolución en el área de la medicina. Esperemos que sigan adelante y reciban el apoyo necesario.