Especial

Su interés por la Biología y su fascinación por el estudio de las hormigas lo llevó a formar una gran colección y descubrir 8 especies en Puebla.

César Maximiliano Vázquez Franco, estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP, es un joven que se ha dedicado principalmente al estudio e investigación de las hormigas. Descubrió su pasión por la Biología desde muy pequeño, de hecho comenzó a conservar insectos en frascos. Poco a poco se fue involucrando más en el análisis de las hormigas, tanto que incluso él mismo elaboró hormigueros para conservar crías que lo ayudaban a sus propósitos científicos.

Años después ingresó a la Preparatoria Benito Juárez de la BUAP, donde participó en una feria de ciencias del Conacyt, en la que presentó un hormiguero que fue evaluado por Cecilia Pérez Torres, hoy es profesora investigadora del Cenagro, quien después de observar su trabajo no dudó en invitarlo a colaborar en el Laboratorio de Entomología.

Hoy, a su corta edad, César posee una amplia colección de hormigas y gracias a los estudios sobre taxonomía de estos insectos que ha realizado y al apoyo de sus profesores logró identificar la existencia de 8 especies de las que no se había registrado presencia en Puebla.

Especial/Ilustrativa
También te puede interesar: La BUAP destaca en los premios Reed Latino 2017 y obtiene 3 galardones

A sus 21 años de edad, es el integrante más joven de Formicidae de México, grupo de expertos en hormigas. Es uno de los 20 estudiantes seleccionados para asistir al  “Primer Curso de Hormigas de México”, que se llevará a cabo del 1 al 10 de julio del 2018, en la Estación de Biología Chamela de la UNAM, en la que participarán 15 investigadores que impartirán conferencias de temas como taxonomía, paleontología, diversidad, etología y genética de insectos, entre otros. 

El estudiante es también practicante del Laboratorio de Entomología, del Centro de Agroecología y Ambiente (Cenagro), del Instituto de Ciencias de la BUAP y ha colaborado en dos publicaciones de las memorias de los congresos de entomología, los cuales son organizados por la Sociedad Mexicana de Entomología.

“Encontramos una especie llamada gnamptogenys sulcata, que representa el primer registro de la subfamilia Ectatomminae; también reportamos a las especies Neoponera verenae, Neoponera villosa y Procryptocerus scabriusculus”, -destacó César Vázquez.

Cuatro de las 8 especies descubiertas en Puebla ya fueron recopiladas en una nota científica que será publicada por la revista Acta Zoológica Mexicana y editada por el Instituto de Ecología.

También te puede interesar: Estudiantes y docentes de la BUAP son reconocidos por su compromiso
Especial/César Maximiliano Vázquez

Las otras cuatro especies: pheidole dwyeri, pheidole granulata, pheidole mixteca y pheidole yucatana, fueron identificadas gracias al trabajo de especialistas de toda la República Mexicana y de un experto de la universidad de Utah. Dichos reportes formarán parte del capítulo que habla sobre el género pheidole, mismo que será editado por la Universidad de Guadalajara.

Ejemplares de las especies pheidole dwyeri, pheidole granulata y pheidole yucatana fueron donados a la universidad de Utah, mientras que la información correspondiente a Pheidole Granulata fue incluida en la base de datos de la Academia de Ciencias de California. 

Cabe resaltar que la colección de hormigas del Laboratorio de Entomología del Cenagro de la Icuap cuenta con 3, 500 ejemplares, los cuales representan el 70% de especies identificadas en Puebla, de las que también se han obtenido muestras en lugares como Cuetzalan, Atlixco, Africam Safari y Parques del centro de la ciudad.

Especial/Ilustrativa

El estudio de estas especies tiene también como finalidad desarrollar otros métodos más ecológicos para su control.

“Tenemos que quitarnos la idea de exterminar a todos los organismos, es decir, no podemos retirar a un agente de un ecosistema tan sencillamente porque afectamos a los demás, tenemos que crear estrategias que nos permitan mantener alejadas a las poblaciones mientras realizamos la acción que queremos, como la siembra de diferentes cultivos, sin contaminar el suelo ni invertir tanto en su control” – puntualizó César Vázquez.

Sin duda, los estudios de César sobre hormigas y otros ámbitos relacionados con su carrera continuarán y él está muy motivado por seguir logrando grandes cosas. ¡Muy bien!