Si tu iPhone 8 fue restaurado en un sitio no oficial será mejor que no descargues la nueva actualización de iOS o tu móvil resultará afectado. 

El problema que Apple enfrentó el año pasado con el sistema operativo de iPhone 7 se vuelve a repetir este 2018 con la instalación de la actualización de iOS 11.3 en los iPhone 8 que remplazaron su pantalla en tiendas no oficiales, de acuerdo con varios usuarios después de descargar la actualización su pantalla táctil deja de funcionar, es decir, ven el home y todas las aplicaciones de su smartphone pero no pueden interactuar con el equipo.

A simple vista podría resultar extraño que únicamente los móviles que presentan restauraciones en su pantalla hechas en lugares que ofrecen servicio técnico no oficial presenten este problema y los demás no; pero lo cierto es que podría tratarse de una estrategia diseñada por Apple para asegurarse de que sus usuarios realicen reparaciones solamente en tiendas oficiales de la marca.

También te puede interesar: ¡OMG! Apple pondrá a la venta una versión de MacBook Air “low cost”
Apple
También te puede interesar: ¡¿Qué!? Apple podría estar planeando lanzar tres nuevos iPhones este año

“Me devolvieron más de 2.000 equipos. Los clientes están enojados y parece que Apple está haciendo esto para evitar que realicen reparaciones en sitios de terceros”. – comentó a Motherboard, Aakshay Cripalani, CEO de Injured Gadgets, un centro de reparación de dispositivos en Georgia, EUA.

Las pantallas del iPhone 8 cuentan con un microchip que podría estar causando este tipo de daños, así que para solucionarlo habría que quitárselo.

En 2017 algo similar ocurrió con los iPhone 7, con la actualización iOS 11.0.3, sin embargo; tras las quejas de varios usuarios, Apple publicó después otra actualización que solucionó el problema.

Apple

Esperemos que este año la empresa emita nuevamente una solución porque si bien es un riesgo reparar un iPhone en sitios no oficiales, el cliente también es libre de decidir en dónde recibirá asistencia técnica para su equipo.