Tal parece que las predicciones del futuro nos están alcanzando.

 

El fabricante japonés de automóviles, Toyota, pondrá a la venta a partir del próximo año un pequeño robot copiloto de 10 centímetros.

El robot que te acompaña

Su nombre es Kirobo Mini y este pequeño robot será un asistente de comunicación desarrollado para ofrecer compañía, cabe en la palma de la mano y sentado mide 10 centímetros de altura.

Este amigo puede aprender frases, entablar una conversación, reconocer las expresiones faciales de su locutor y reaccionar a ellas, además de que puede mover la cabeza y las manos, todo esto debido a que cuenta con unos sensores internos y una cámara con conexión bluetooth a los teléfonos móviles.

Las empresas RCAST y Robo Garage trabajaron en el desarrollo de los componentes y la generación de movimiento de Kirobo, mientras que Toyota se encargó de la función de reconocimiento de voz y Dentsu se ocupó de crear el contenido de conversación y administrar el proyecto.

mini robot

Kirobo se encuentra pensado en primera instancia para ser acompañante del copiloto pero también se podrá utilizar en el área domestica. Por el momento tendrá un precio provisional de 350 euros.

También te puede interesar: Robots dejarían sin empleo hasta a sexoservidoras

Compañía que ayuda

Este acompañante es capaz de expresar un “¡Oops!” al momento en que el conductor frena de manera brusca, al igual inicia una conversación cuando el conductor advierte que se esta durmiendo y al  concluir el viaje te recuerda que no debes dejarlo adentro, además de que cabe perfectamente en el reposavasos de tu automóvil.

Y si de estar en casa se trata, este pequeño se pinta solo porque puede advertir si las puertas están cerradas o algún electrodoméstico se encuentra encendido.

Este proyecto de  Toyota Heart, tiene como fin lograr una interacción entre hombres y máquinas con un marcado toque humano, debido a que la marca japonesa espera contribuir al desarrollo de la sociedad.

También te puede interesar: Sophia, la androide que planea destruir a la humanidad

robot