En 2021, la UNAM hará realidad la misión Colmena, que pretende colocar nueve robots en la superficie de la Luna. El objetivo es posicionar tecnológicamente a México en una nueva etapa de exploración científica y explotación comercial, que probablemente se desarrollará en el espacio.

También te puede interesar: Investigadores de la BUAP participan en la estación espacial China

Los robots son parecidos a unos engranes de ocho centímetros de diámetro por cuatro de altura. Estos se desplegarán por la superficie lunar y navegarán de forma autónoma hasta encontrarse unos a otros para formar un enjambre e intentar conectarse eléctricamente para construir un panel solar del mayor tamaño posible.

UNAM

El proyecto está totalmente desarrollado en el Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX) de la UNAM, con el apoyo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el gobierno de Hidalgo y diversas empresas de tecnología.

También te puede interesar: Una astronauta es acusada de cometer el primer crimen en el espacio

El lanzamiento de los robots estará a cargo de la empresa  Astrobotic, que también llevará experimentos de otros países y de la NASA.

UNAM

Los cuerpos celestes poseen una capa de polvo muy fino, abrasivo, radiactivo y cargado electrostáticamente, sumamente dañino para toda la tecnología, así que los enjambres harán mediciones del polvo regolito, que levitará por encima de los robots, debido a procesos de plasma polvoso, energizados por el viento solar.