La Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP ha logrado modificar de manera exitosa la estructura de más de 20 sustancias derivadas de carbohidratos y esteroides para potencializar hasta 150 veces más su efecto antitumoral en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. El objetivo es preparar nuevos fármacos con mayor potencia y menores efectos secundarios.

Para garantizar el éxito del resultado se realizaron ensayos in vitro en la Universidad de la Laguna, en Tenerife, España. Hasta el momento, se han logrado compuestos hasta 150 veces más potentes que los fármacos empleados en quimioterapia para el tratamiento de tumores resistentes a multifármacos.

“Lo que intentamos es que los fármacos anticancerígenos sean específicos para que únicamente ataquen a células enfermas y no sanas, es algo complejo y ambicioso, pero trabajamos en lograr resultados favorables”, señaló La doctora Penélope Merino Montiel, quien estuvo al frente de la investigación.

También te puede interesar: Certifican Mtr. En Estomatología con opción terminal en Pediatría de la BUAP como posgrado de calidad
BUAP

En el caso de los esteroides, se ha demostrado que tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de células cancerosas, por eso se busca modificar su estructura para hacerlos más potentes y selectivos.

Para los carbohidratos, el trabajo a nivel molecular es el mismo, se toman compuestos comunes que son reconocidos por el organismo como la glucosa, fructuosa o galactosa, y se llevan a cabo cambios para generar una mejor respuesta biológica.

Las enfermedades son multifactoriales y por lo tanto, hay muchísimas enzimas involucradas en su desarrollo, es por eso que los fármacos multidinana (aquellos que tienen varios puntos donde se pueden enlazar a diferentes enzimas) son muy interesantes para trabajar.

xponentialdesign loop science health visuals GIF

La investigación también ha permitido la publicación de artículos en revistas arbitradas, como la European Journal of Medicinal Chemistry, una de las mejores en el ámbito de la química medicinal, así como también establecer colaboraciones con la Universidad de Tenerife y la Universidad de Sevilla, en España.