Especial

Tristemente nos encontramos en un tiempo donde el cáncer de mama es la segunda causa de muerte entre mujeres solo por debajo del cáncer de pulmón y es que cada vez es más común que chicas cercanas a ti hayan librado esta batalla, la hayan perdido o aún la estén luchando, hay muchas causas para desarrollar la enfermedad, sin embargo, nadie había pensado que algo tan “inocente” como pintarse el cabello fuera una de ellas.

También te puede interesar: ¡Atención! Trabajar de noche y dormir pocas horas puede provocar cáncer

No es raro ver que muchas mujeres e incluso hombres en la actualidad recurran a teñirse el cabello debido a diferentes circunstancias, aunque casi nadie de los que llevan a cabo la práctica decide tomarse el tiempo de ver qué ingredientes está a punto de verter en su cabeza.

 cabello GIF

La Universidad de Rutgers en New Brunswick en EEUU, ha publicado un artículo en la revista Carcinogenesis tras realizar un estudio sobre las probables causas del cáncer de mama, utilizaron a 4.285 mujeres como de entre 20 y 75 años, enfocándose principalmente en cuántas de ellas utilizan productos para el cabello como tintes o alisadores, los resultados fueron increíbles.

De la muestra original, 2280 presentaron esta enfermedad, y lo alarmante es que las mujeres de color tienen una tendencia mayor al cáncer de mama al usar tintes para el cabello, aunque ninguna está exenta.

Resultado de imagen para mujeres negras con el cabello pintado
Pinterest
También te puede interesar: Esta Universidad ha decidido abrir una Clínica de Prevención y Detección de Cáncer

Claro está que no solo estudiaron estos factores sino que se tomó en cuenta el historial clínico de cada paciente y su incidencia con en el uso de productos capilares, que en su mayoría contienen una sustancia sumamente dañina, la anilina o mejor conocida como fenilamina, la cual se encuentra en grandes cantidades dentro de los compuestos de los tintes, tanto que la Unión Europea la ha catalogado como una que produce efectos carcinogénicos, sin mencionar que puede causar severos daños en la visión, irritación en la piel y problemas respiratorios.

Así que si deseas cambiar de look y teñirte el cabello solo trata de asegurarte de que el tinte no contenga fenilamina o en el peor de los casos que no la tenga en grandes cantidades, aunque claro, ello no depende al cien por ciento de que puedas padecer cáncer de mama, sin embargo, esto aunado a tu historial clínico y familiar si puede hacer una gran diferencia.