Las drogas siguen siendo un tema de controversia en la sociedad, sin embargo; cada vez son más los estudios que demuestran que algunas como la marihuana también pueden ser benéficas para la salud.

Un nuevo estudio publicado por la revista Nature Medicine en el que se realizaron pruebas con ratones  reveló que el químico psicoactivo en la marihuna, el THC (Tetrahidrocannabinol), restauró la función cognitiva en los cerebros de los roedores retrasando el proceso de envejecimiento.

El estudio obedece a la teoría de que el Sistema Endocannabinoide del cerebro (el hogar de los receptores a los que se une el THC) está relacionado con el envejecimiento y el deterioro cognitivo, así que entre más viejos nos volvemos, más se ralentiza la actividad en este sistema y nuestros cerebros generan menos endocannabinoides naturales. Todavía no se sabe con certeza cómo es que funciona esta desaceleración, pero hay evidencia de que el proceso está relacionado con la pérdida de la memoria y la disminución de la capacidad de aprendizaje.

También te puede interesar: Una niña confunde dulces de marihuana medicinal y termina drogando a todo su salón de clases

the simpsons weed GIF

También te puede interesar: Fumar marihuana en pequeñas dosis todos los días ayuda a mejorar la memoria

Los autores probaron con los ratones viejos que sí es posible reducir la desaceleración cognitiva. Después de analizar el tejido cerebral y la actividad genética de los ratones por un tratamiento con THC en dosis bajas, hallaron resultados sorprendentes como que su firma genética ya se asemejaba más a la de los ratones jóvenes que a la de los de su edad y un aumento de los enlaces nerviosos en el tejido cerebral, lo cual está relacionado con el aprendizaje y la velocidad del pensamiento.

“Parecía como si el tratamiento de THC revirtiera el reloj molecular” – señaló Zimmer.

cannabis GIF

Si estos resultados también se obtuvieran en los humanos representaría un gran hallazgo y avance en la medicina, sin embargo, este experimento no puede ser probado en personas por razones éticas, aunque sí fomenta más investigaciones sobre el cannabis y quizá un día exista alguna forma de obtener pruebas y conclusiones sólidas que demuestren que es igual de efectivo en los humanos.