En las costas del sudoeste de Australia fue hallada una botella de Ginebra que contiene el mensaje más antiguo del mundo, el cual data del año 1886 y su contenido es sorprendente.

La familia Illman, originaria de Australia, encontró en la playa de Wedge una antigua botella que contiene la nota más antigua que se haya registrado, pues todo parece indicar que fue lanzada al mar desde el barco alemán Paula el 12 de Junio de 1886 a 950 kilómetros de la costa sur occidental, hasta el momento la que se consideraba más vieja databa de hace 108 años.

La reliquia fue hallada cuando Tonya Illman y sus parientes caminaban por las dunas de la isla Wedge. Inesperadamente Tonya vislumbró “una bonita botella vieja” que le llamó la atención, fue entonces cuando se aproximó a ella, la sostuvo curiosamente entre sus manos para analizarla y así se percato de que en su interior contaba con un papel enrollado y una cinta alrededor. Al sacar la hoja se dio cuenta de que contenía un mensaje en alemán, en el que el capitán de la embarcación registró la fecha, coordenadas del navío y detalles de su ruta. Al reverso de la nota se solicitaba la devolución de la misma al Observatorio Naval Alemán o al consulado germano más cercano.

También te puede interesar: ¡Increíble! Japón tiene un buzón de correos bajo el mar y así es como funciona
Especial
También te puede interesar: Esta chica encontró a su doble 7 años después de ver su foto en una revista (+FOTO)

Los Illman contactaron al Museo de Australia Occidental y al arqueólogo marítimo Ross Anderson, quien luego de analizar el objeto descubrió que la botella era de ginebra holandesa del siglo XIX, en conjunto con sus colegas alemanes y holandeses comparó el manuscrito con el libro de registros de navegación del buque Paula y encontraron algo sorprendente:

“Increíblemente, había una entrada del 12 de junio de 1886 en el que el capitán registraba que se había arrojado una botella por la borda, además la fecha y las coordenadas correspondían exactamente a la información en el mensaje” – comentó Anderson.

Fue así como llegaron a la conclusión de que la nota embotellada fue una de las tantas que formaron parte de los experimentos efectuados por el Observatorio Naval Alemán para entender las corrientes oceánicas entre los años 1864 y 1933.

Especial

¿Qué te parece? La próxima vez que visites la playa o incluso cuando camines por la ciudad sería muy bueno que te mantuvieras muy atento y observaras todo lo que se encuentra a tu alrededor, quizá te encuentres con algún objeto antiguo súper valioso, nunca se sabe.

Especial/Ilustrativa