Consumir Cannabis y alcohol al mismo tiempo cada vez se vuelve una practica más común, muchas personas gustan de ponerse «pachipedos» cada fin de semana, sabemos que en cierto punto es algo malo (o tal vez no tanto 😉 ) pero ahora la ciencia nos explica cómo es que ambas drogas se unen para causar un corto circuito en tu cerebro.

Cannabis y alcohol

Alcohol y marihuana son dos drogas completamente diferentes en cuanto a sus efectos y reacciones en el organismo, algunos dicen que una es más rica que la otra o se inmiscuyen en el debate de qué tan dañino es uno comparado con el otro pero vamos poco a poco, el alcohol funciona como un depresor del sistema nervioso, nubla el juicio, ralentiza el cuerpo a nivel físico y entorpece las habilidades motoras, te hace ser ridículo, amar a todos, hablarle a tu ex entre otras muchas.

El THC, activa ciertos neuroreceptores del cerebro que provocan efectos a nivel cognitivo, entre estos están el déficit de atención, distorsión en sentido del tiempo e incluso la paranoia y ambos efectos no sólo se combinan, si no que se amplifican mutuamente.

También te puede interesar: Encuentran cannabis de hace 2 mil años en una tumba china

La investigación

El doctor Scott Lukas, de la Escuela de Medicina de Harvard descubrió en 2011, que la ingesta de alcohol multiplica la velocidad con la que el THC llega al cerebro, consumir 2 shots después de haber fumado cannabis aumenta al doble la concentración de THC en la sangre.

Los que saben del asunto, es decir, los científicos, dicen que primero se debe consumir marihuana y después el alcohol, NUNCA al revés porque consumir alcohol antes de fumar weed incrementa las posibilidades de que te pegue la famosa pálida (desvanecimiento acompañado de mareos, nauseas y vómitos).

Otro de los principales problemas, es que una vez que consumes las 2 drogas no te puedes deshacer de ellas, verás, algunas personas cuando ya están muy borrachas vomitan para que se te baje pero el problema está en que el THC es un inhibidor del vomito y así cuando tu organismo se quiera deshacer del exceso de alcohol nomás no va a poder y puedes terminar en un coma etílico, un problema mucho más complicado de lo que parece.

También te puede interesar:Adiós colicos menstruales, hola supositorios de marihuana

La reacción de juntar ambas sustancias varia mucho de persona a persona, combinar alcohol y cannabis produce ataques de ansiedad, pánico o paranoia mientras que otros sufren mareos y nauseas, decidir lo que consumimos es responsabilidad de cada quien, pero no informarnos sobre las consecuencias es prácticamente un acto muy torpe de nuestra parte, así que no importa cuáles sean tus costumbres, lo importante es que sepas perfectamente lo que haces.