Las enfermedades pulmonares vinculadas al vaping (fumar vapor a través de un aparato electrónico) van en aumento, incluso las alarmas de las autoridades de salud están encendidas en varios países. Lo más peligroso es que redes como Instagram, Facebook y Amazon, son el lugar ideal para vender estos productos. Encontramos desde aceites de cannabis y materiales para ensamblar dispositivos de vapeo, hasta tetrahidrocannabinol (THC). Lo peor es que mientras el mercado siga comprándoles, no pararán, (a pesar de los problemas que esta práctica ocasiona).

También te puede interesar: ¡Aguas! Fumar marihuana altera el perfil genético del esperma

Existe un gran riesgo al consumir estos productos, pues al tratarse de artículos adquiridos en línea, no se tiene la seguridad de que no hayan sido falsificados o contengan pesticidas o acetato de vitamina E. Se sabe que los cartuchos de THC vendidos en el mercado negro contenían más del 35% de estos componentes.

Especial

Las compras en plataformas digitales se realizan con el fin de fabricar cartuchos, vender tubos rellenados o vender productos ilegales. Lo logran publicando enlaces externos a Instagram o Facebook y vendiéndolos como si fueran otro tipo de artículos.

También te puede interesar: Estas son las 5 cosas que los mexicanos más compran en línea

El problema no es fácil de solucionar. No se puede establecer un control sobre este mercado debido a la ubicación de los vendedores. Además, las publicaciones de estos utensilios es masiva y utilizan cuentas privadas para venderlos.

Especial

Hasta ahora, cientos personas han contraído enfermedades pulmonares relacionadas con el vaping y al menos un 10 por ciento de ellas murieron a causa del mismo padecimiento.