Foto: FundaciónUNAM

Irving Fernández Cervantes, Brenda Lizbeth Arroyo Reyes y Patricia Victoria Pérez Luna son tres poblanos que pusieron el nombre de su estado y de su universidad muy en alto, ellos pertenecen a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y ganaron un premio gracias a la creación de un material de origen sintético capaz de regenerar el tejido óseo y biocompatible. 

También te puede interesar: Científicos poblanos logran tratar la fractura de fémur de una forma más simple y económica
Foto: Irving Fernández, Brenda Arroyo y Patricia Victoria/ Vía: Especial

El proyecto desarrollado por estos estudiantes lleva por nombre “Procesamiento de bio materiales compositos con morfología de tejido óseo por medio de impresión 3D”, un nanomaterial hecho de ácido poliláctico, hidroxiapatita y alginato de sodio, el cual promueve la regeneración de las células del hueso al ingresar al cuerpo como un relleno óseo.

Según los investigadores, estas prótesis hipotéticas podrían producirse con una impresora 3D y crear el diseño de las barras y tornillos en función de la magnitud de la fractura (de entrada esto es una gran ventaja ya que actualmente la mayoría del material quirúrgico es rígido y no se adapta a sus necesidades) que intentará imitar la estructura porosa de los huesos, incluso llegando a confundir cuál es cuál.

Prototipo de la prótesis/ Foto: CONACYT

Problema de salud

Según datos de la Secretaría de Salud, por cada 100 mil mexicanos, 168 mujeres y 98 hombres presentan una fractura de fémur proximal (de cadera) y se estima que para el 2050 la población mayor de 60 años crecerá significativamente, es decir, la tendencia es que México se convertirá en un país de viejitos y muchos de ellos desafortunadamente están expuestos a sufrir esta clase de fracturas.

30% de estos pacientes fallece durante el primer año posterior a la fractura y más del 50% ya no logra re incorporarse a las actividades cotidianas, dependiendo todo el tiempo de cuidados especiales.

También te puede interesar: Irais Bautista, la joven investigadora de la BUAP que se convirtió en una promesa para la Ciencia

El premio “Javier Barros Sierra” 2017 es un espacio donde convergen propuestas multidisciplinarias parar resolver asuntos importantes de la sociedad mexicana, este premio es convocado por la Fundación Universidad Nacional Autónoma de México y la Academia de Ingeniería de México, en él participaron estudiantes de licenciatura y de posgrado de 15 diferentes áreas de conocimiento de todo el país, sin embargo, el primer y único lugar fue para los poblanos pertenecientes a la BUAP. 

Foto: Especial

El proyecto cuenta con un registro de patente del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y lo que prosigue es comenzar los análisis clínicos en los humanos, ya que ha sido probado con anterioridad en ratones de laboratorio obteniendo resultados favorables. ¡Enhorabuena para este equipo de trabajo! y que todo sea en pro de resolver problemas que nos afectan o nos afectarán a todos en un futuro.