Foto: Redacción

Mientras los franceses lo vuelven un platillo gourmet, en Puebla mejoran vidas.

La espalda bífida es un defecto del tubo neural, digamos que es un tipo de defecto congénito del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal. Este mal puede ocurrir si la columna vertebral del feto no se cierra completamente durante el primer mes del embarazo, causando daños en los nervios y en la médula espinal. Los síntomas de esta enfermedad son diferentes de persona a persona, hay unas que poseen espina bífida y presentan inteligencia normal y otras que llegan a tener desarrollo cognitivo o que necesitan asistencia como aparatos ortopédicos, muletas y sillas de ruedas. La espalda bífida es la principal causa de discapacidad en México y afecta a 1 de cada mil embarazadas y desafortunadamente, Puebla es el lugar con mayor incidencia de este padecimiento a nivel nacional.

También te puede interesar: Este lugar en México decidió crear un espacio exclusivo para los discapacitados
Espalda Bífida / Foto: Shutterstock

Viendo este panorama, Elena Rodríguez Palacios, una estudiante de Licenciatura de la Facultad de Ciencias Químicas de la Benemérita Universidad Autónoma del estado de Puebla (BUAP) empezó a trabajar en el tema, usando un animalito milagrosamente curativo, el caracol de jardín. Primero Elena estudió los beneficios estéticos de la baba de caracol encontrando que es un perfecto regenerativo para la piel, tiempo después y gracias a la ayuda del doctor José Albino Moreno Rodríguez, un especialista en nanomateriales consagrado en la BUAP, logró mezclar la baba del animalito con óxido de zinc para potenciar las capacidades curativas que tiene. 

El resultado encontrado es que la baba de caracol elimina las células muertas de las capas superficiales de la piel y promueve la sustitución por células nuevas, al mismo tiempo que los antibióticos naturales combaten las bacterias y protegen al cuerpo de posibles infecciones, digamos que es un antibiótico natural.

Foto: Unsplash/A FOX

El proceso

¿Cómo se aplica en la espalda bífida? Bueno, resulta que primero se tiene que “estresar” a estos animalitos para que segreguen su baba, para estresarlos, la investigadora los sumerge en un agua con sal y los menea constantemente para que no se dañen, cuando están adentro, comienza a separar la baba y la mezcla con el óxido de zinc.

También te puede interesar:Es uno de los biocombustibles más baratos del mundo y se produce en Puebla, Mx

Para que los caracoles segreguen más baba de la habitual, la investigadora los tiene a dieta de lechuga, sábila y brócoli (el sueño de todo vegano) ya que estos alimentos hacen que tengan más mucosa. La fórmula de cicatrización no solo ayuda a las personas con espalda bífida en su proceso de regeneración y cicatrización, también puede ser ocupada para aquéllas personas que tienen úlceras vasculares producidas por la diabetes o para cualquier afección cutánea y es que ya sabíamos que en el mundo de la belleza y la estética la baba de caracol era la favorita, sin embargo, es sorprendente lo que este animal tan común puede hacer por la medicina, ¿no crees?