¿No más pornografía? 🙁

Es cierto, con el boom del Internet cualquier persona puede tener acceso a algo que antes era impensable, cualquier persona puede tener acceso a imágenes y videos XXX en cualquier momento pero, ¿qué consecuencias tiene el ver pornografía? Aquí algunos datos que no son muy agradables, de hecho, muchas personas han asegurado que las ganas de ver porno cesaron luego de leer esto, así que, todo es bajo tu propio riesgo.

También te puede interesar: Farmacia alemana deleita a sus clientes ¡con pornografía!

1) Pornografía: reflejo de inestabilidad

Verás, lamento decirte esto pero el consumo habitual de pornografía se asocia con problemas como tensiones maritales y tendencia a la separación o divorcio, además de incapacidad de relacionarse sanamente con el sexo opuesto, infidelidad, deseo explícito o violento e incluso abuso sexual, además, el ver pornografía según los expertos, te hace una percepción disminuida del matrimonio y predilección por la monogamia, adicción al sexo y una conducta sexual compulsiva (¡¿qué?!).

2) Poca satisfacción sexual

Otra de las conclusiones obtenidas fue que la pornografía disminuye sensiblemente la satisfacción sexual del individuo, debido al desarrollo de una percepción deformada de la apariencia física y de la actividad sexual, o sea que los consumidores de porno suelen comparar los cuerpos y del desempeño sexual de las personas en los videos con el de sus compañeros y rara vez salen favorecidos debido a que lejos de disfrutar  se preocupan por comparar.

3) Problemas mentales

Los psicólogos dicen que la exposición prolongada a los videos XXX provoca percepciones exageradas de la actividad sexual (como decíamos en el punto anterior), disminución de la confianza en tu pareja, creer que la promiscuidad es normal, además de desvalorización del amor de pareja y pérdida del interés en el compromiso, las relaciones a largo plazo, familia y crianza de hijos.

También te puede interesar: Captura a pedófilo que usaba Minecraft para atraer a menores de edad

4) Desmoralización de la sociedad

El estudio comparó la actitud de los consumidores de pornografía con aquéllos que no la ven, en consecuencia, el grupo que consume ve como normal, excitantes o no tan graves actos como el acoso sexual, la violencia sexual y la violación y para sorpresa de todos, esto aplica por igual en hombres y mujeres.

5) Desordenes mentales

Verás, los hombres desarrollan una serie de desordenes después de ver pornografía durante mucho tiempo (refiriéndonos a años), algunos de los más frecuentes son: Voyeurismo (obsesión de observar a las mujeres sin interactuar con ellas), la cosificación (actitud en donde se percibe a las mujeres como objetos con formas, o sea, como cosas y no como personas), trofeísmo (conducta que consiste en la idea de que las mujeres son objetos coleccionables) y por último el miedo a la intimidad (la incapacidad de relacionarse con las mujeres de modo honesto e íntimo).

Digo, sé que suena un poco dramático y mocho si lo quieres ver así, al final del día cada persona es libre y este humilde redactor no es nadie para decirte qué debes o no ver, obviamente tampoco hay que exagerar y es que todos estos argumentos (comprobados) son con personas que veían pornografía diariamente durante un periodo prolongado de tiempo, al fin y al cabo dicen por ahí que todo en exceso es malo.

No hay comentarios