Ekoplaza

No, no creas que todo está regado por el piso y los estantes están tan desordenados que no podrás encontrar nada, en realidad, este supermercado en Holanda se ve justo como los demás, la diferencia es que le ha dedicado todo un pasillo a productos cuyos empaques carecen de plástico y en su lugar están hechos de bio materiales que son amigables con el planeta o reciclados de vidrio, metal y cartón; además, si creías que las opciones eran limitadas, la verdad es que no puedes estar más equivocado porque tienes 700 productos distintos para elegir.

Ekoplaza está en el centro de Ámsterdam y aunque es un reto educar a los clientes para que elijan este tipo de opciones sobre las otras, sobretodo porque los envases no son tan llamativos y con logos visibles como en los demás casos, la verdad es que ha sido bastante bien aceptado en un principio. 

También te puede interesar:¡Adiós a la contaminación! Lego se despide del plástico
Página web de la cadena Ekoplaza, anunciando la inauguración de su establecimiento sin plástico
EKP

La razón de por qué la idea sólo abarca un pasillo es que se trata de un proyecto piloto y según la gente vaya familiarizándose será ella quien decida si aplica a todos los productos del supermercado o tristemente desaparece, así que el “eco pasillo” será implementado en todas las franquicias de la cadena.

¿Por qué es importante?

No importa si sucede en Holanda o al otro lado del mundo, lo importante aquí es que es un buen inicio para una solución conjunta que busque reducir nuestro consumo de plásticos y es que un 95% de los clientes de supermercado no toma en cuenta este importante factor a la hora de elegir los productos, la buena noticia es que el 80% ya se dijo interesado en seguir esta dinámica.

También te puede interesar:¿Por qué este gusano podría ser la solución a la contaminación por plástico?

“Está claro que solamente con un pasillo de supermercado no bastará para solucionar el problema, pero sí para que los consumidores se eduquen en el uso del plástico, para que comprueben que es perfectamente posible hacer la compra sin plástico y comiencen a adquirir hábitos libres de contaminación”, -Ekoplace.

Una de las tiendas de la cadena holandesa Ekoplaza
Ekoplaza