El Instituto de Ciencias de la BUAP logró incrementar al 80% el rendimiento de campos agrícolas en la zona sur de Puebla con el aprovechamiento de biosólidos mezclados con otro tipo de compostas, beneficiando a las zonas más marginadas.

El proyecto “Restauración de suelos degradados mediante la utilización de biosólidos” surgió de un grupo de investigadores del Laboratorio de Química y Contaminación de Agua, Suelos y Plantas, encabezado por el doctor José Víctor Tamariz Flores.

Resultado de imagen para biosolidos
Especial
También te puede interesar: 5 Cosas que puedes hacer en el Jardín Botánico de la BUAP

Cuando la tierra está erosionada, sin nutrientes y la producción de maíz es escasa, campesinos de San Francisco Totimehuacán, San Andrés Azumiatla, Santa Clara Ocoyuca y Guadalupe Tecola en  Puebla, deben comprar insumos y semillas o adquirir costosos fertilizantes que mejoren las condiciones de sus tierras.

Por su parte, las plantas tratadoras de aguas residuales también enfrentan problemas al generar diariamente toneladas de biosólidos, un lodo contaminante cuyo manejo y utilización final implica un costo de hasta 60 por ciento.

Por eso este proyecto encabezado por expertos de la BUAP consta de tecnologías simples y económicas que generan una solución sustentable a partir del aprovechamiento de los altos contenidos de materia orgánica y nutrientes como fósforo, nitrógeno y potasio que contienen los biosólidos y que favorecen al suelo agrícola.

BUAP
También te puede interesar: Ya empezaron las lluvias y prevenir es la clave para evitar cualquier daño

El producto final fue entregado a los productores de escasos recursos y así se logran varios cometidos: el uso efectivo del biosólido y el incremento en la producción agrícola. Ahora, el paso siguiente es que el mismo material se pruebe con el fin de reforestar, ya que también es una excelente opción para ello.