Su nombre es Boyan Slat, tiene 24 años, es holandés y desde hace 5 años está decidido a salvar al planeta de la contaminación.

Boyan logró conseguir el financiamiento (20 millones de dólares) para empezar una start up cuyo ambicioso proyecto, que duró un lustro en concretarse, se centraba en limpiar la basura de los océanos, se trata de Ocean CleanUp.

En términos sencillos, Ocean CleanUp fabricó una barrera enorme que fue remolcada al mar para empezar a recoger los desperdicios, el punto es el Great Pacific Garbage Patch, mejor conocido como la isla de la basura, el lugar que se convirtió en hogar de 1.8 billones de piezas de plástico.

Resultado de imagen para the ocean clean up
especial

La idea es que la enorme «serpiente come basura» de 600 metros de largo y 3 metros de largo arrastre y contenga el desperdicio para que después sea retirado de forma definitiva, algo así como lo que haría una escoba gigante. Todo con ayuda de la energía solar para alimentar todos los sistemas eléctricos, sensores y cámaras que incluye el sistema.

The Ocean CleanUp
También te puede interesar:Este purificador de aire es la solución para acabar con la contaminación en China

¿Y los resultados?

Se supone que esta maravilla en 5 años dejaría limpio el 50% de la isla de basura, aunque no lo hará sola, en realidad se tratará de 60 de ellas que rodearán el lugar más sucio del mundo y así podrán completar el trabajo prometido. En total serán unos 900 mil millones de piezas recogidas.

No está del todo claro qué tan bien funcionará la barrera en mar abierto, donde se enfrentará a vientos fuertes, agua salada corrosiva y otros retos ambientales. Además, está la interrogante de si es posible limpiar la mitad de la mancha de basura en tan solo cinco años, pero si algo tenemos claro es que el creador de  tremendo invento es imparable y nada lo detendrá para cumplir el reto.

También te puede interesar:Esta pequeña pared artificial funciona como un bosque entero y reduce la contaminación