Foto: Cadillac

Los plásticos están por todas partes, desde las bolsas en el super hasta las botellas de pet y lo peor es que su proceso de descomposición es lentísimo.

Debido a la necesidad de reemplazar los plásticos existentes por productos biodegradables y así reducir un poquito la contaminación generada, el equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP (FCQ) liderado por el doctor Jorge Raúl Cerna Cortez, puso manos a la obra y ya trabaja en un copolímero para la industria automotriz.

También te puede interesar: Infraestructura de primera, así la BUAP le dará la bienvenida al 2017

Sí, la BUAP trabaja en el proyecto “Síntesis de copolímeros basados en “poli” (ácido láctico) (PLA) para aplicaciones en el desarrollo de fibras automotrices biodegradables”, un proyecto financiado por la vicerrectoría de investigación y estudios de posgrado de la institución y cabe mencionar que sólo las mejores mentes trabajan en este con el fin de sintetizar el tan preciado copolímero para fabricar fibras que serán empleadas en recubrimientos de asientos y tapetes.

¿Qué es el PLA?

El PLA es un polímero constituido por moléculas de ácido láctico, que una vez polimerizada presentan propiedades semejantes a las del poliestireno cristal, un producto basado en los derivados del petroleo, por lo tanto, es posible fabricar vasos desechables biodegradables y sustituir con el tiempo a los fabricados de poliestireno que no presentan esta característica.

Ahora, lo que se planea es combinar el PLA con otros polímeros, para crear copolímeros (que es la unión de dos o más polímeros) con la característica de degradarse en un menor tiempo. Por el momento, la investigación esta en la etapa de fabricar las fibras con un equipo de electrospinning o electrohilado en donde se diseñan y se fabrican fibras de tamaño nanométrico, una vez concluida esta etapa, la siguiente fase es determinar la vida útil de la fibra mediante análisis de resistencia, flexibilidad y degradación.

También te puede interesar: La BUAP será sustentable gracias al proyecto “Eco-eficiencia”

Lo mejor de este proyecto es que fomenta la utilización de recursos humanos de licenciatura y posgrado de una de las universidades más prestigiosas de América Latina, integrando alumnos destacados de varios colegios y facultades, además adquiere relevancia ya que la producción de envases y embalajes plásticos ha incrementado en las ultimas décadas, es por eso que necesitamos buscar mecanismos de producción  a partir de fuentes renovables que ayuden a nuestro planeta para dejar de contaminar de la forma en la que lo estamos haciendo.

No hay comentarios