Repugnante e indignante.

Ocurrió en Argentina cuando Micaela Álvarez, una chica de 25 años viajaba en un autobús de la línea 160, Mica iba tan clavada en su música que no se dio cuenta que desde hacía mucho tiempo, el viejo que venía a su lado se estaba masturbando mientras la miraba, y seguramente, tampoco se habría dado cuenta si no es porque el hombre decidió recargar el pene en su brazo y eyacular, fue ahí cuando ella reaccionó y comenzó a gritar.

Por fortuna, a pesar de que pocos le hicieron caso, hubo unos cuantos que acudieron al llamado y se pararon de sus asientos para ayudarla a hacer frente al adulto mayor, eso sin contar que el chofer le impidió la salida y condujo hasta un ministerio público para que Micaela pudiera poner su denuncia y el agresor ser detenido.

Fue así como el anciano de 83 años ahora está acusado de abuso sexual gravemente ultrajante y su rostro da vuelta a Internet.

También te puede interesar:El maestro Roshi está en problemas, ¡es acusado de acoso sexual!

“Véanlo bien, si lo llegan a cruzar alguna vez, es un degenerado, no permitan que le vuelva a hacer lo que me hizo a más nadie. Salten, reaccionen como reaccionaron los pocos que me ayudaron», se puede leer en un post de Facebook que viralizó la víctima.

Más denuncias

Sin embargo, desafortunadamente, parece ser que esta no es la primera vez que este hombre es detenido en el transporte público por «manosear» a alguna chica, en Internet hay otro video en donde se puede apreciar cómo la gente de otro autobús le hace frente cuando al parecer, lo descubren tratando de tocar a una menor de 9 años de edad.

No se sabe si esto ocurrió antes o después de lo que pasó con Micaela, aunque eso no importa, lo importante es que ese pervertido esté detenido cuanto antes para que no vuelva a hacer pasar malos ratos a nadie.

También te puede interesar:¿Qué pasa cuando esta mujer graba a su acosador intentando manosearla en el bus?