Por lo general, las leyes de los países permiten que después de cumplir ciertos requisitos y por razones específicas, las personas extranjeras puedan convertirse en ciudadanos de un lugar que no necesariamente los vio nacer, la medida desde que se implementó hace muchos años resultó ser un éxito y evitó problemas legales a quienes buscaban una nueva vida, sin embargo; en pleno 2018 hay algunas personas, como Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, que no están muy de acuerdo en dar ese “privilegio” ya que piensa que su nación debe dar oportunidades sólo a los suyos…. Así que no sabemos qué le pasó cuando decidió darle la ciudadanía estadounidense a sus suegros.

Como podemos recordar, además de que la madre de Trump era inmigrante, su esposa Melania y sus suegros, Víctor y Amalija Knavs, son de origen esloveno, lo que sin duda nos pone a pensar en cómo demonios el presidente de la nación más poderosa del mundo odia tanto algo que duerme a su lado.

Resultado de imagen para Víctor y Amalija Knavs
Los suegros de Donald /Especial
También te puede interesar:4 Razones que explican la triste vida de Melania Trump

El chiste es que la familia presidencial ya tiene su Green Card y son oficialmente norteamericanos, el abogado de la presidencia no dio muchos detalles al respecto, sólo se limitó a decir que la información era cierta y prefirió no responder cuando de tiempos y costos se trataba, por supuesto tampoco dijo quién había pagado los trámites.

¿Lo más incoherente? Que todo esto está sucediendo en medio de fuertes declaraciones de Donald porque ya afirmó que está planeando deshacerse del proceso conocido como “reunificación familiar”, que es precisamente cuando un inmigrante que ya es ciudadano estadounidense sirve como intermediario de alguna forma para que sus familiares cercanos también obtengan el privilegio… Sí, prácticamente lo mismo que acaba de hacer la Primera Dama.

¿Entonces?, ¿¡en qué carajo estás pensando, Donald!?, explícanos.

Resultado de imagen para Víctor y Amalija Knavs
Especial