Afganistán, este país marcado por la misoginia, la intolerancia y la falta de equidad para las mujeres nos da otra vez de qué hablar. Ahora, una familia decidió casar a una niña de apenas 6 años con un hombre de 55 años ¡por una cabra!

Ya sé, el hecho es realmente repugnante pero vamos entendiendo el asunto poco a poco: la edad mínima para que una mujer pueda contraer matrimonio en Afganistán es de 16 años pero los matrimonios forzados siguen siendo a la edad que se les plazca a los padres. Así que el padre de esta menor ha justificado su monstruosa acción diciendo que la terrible situación económica que viven en su familia lo orilló a vender a su hija. ¿A quién la vendió?, bueno la vendió literalmente al mejor postor, una “mula” de 55 años y lo hizo a cambio de una cabra, té, arroz, azúcar y varios litros de aceite.

También te puede interesar: La terrible condición de los “Sin techo” en Reino Unido

¿Qué pasó después?

Bueno, pues después de llegar al acuerdo se efectuó la boda y hasta ahí todo iba bien (si es que un tema como este puede estar bien), el hombre con el que se casó la pequeña se llama Seyed Abdolkarim y juró que no mantendría relaciones sexuales con ella hasta que cumpliese los 18 años.

Sin embargo (y como era de esperarse porque nadie le creyó), al poco rato de la dichosa boda lo sorprendieron desvistiendo a la pequeña mientras ella suplicaba que no lo hiciera, así que la policía terminó por arrestarlo junto al padre de la menor. Qué triste que en pleno siglo 21 en países como este sigan pensando que la vida de una persona vale tan poco y es que aún es común encontrarse con más noticias como esta, si no cambian a las niñas por comida, las venden para que puedan tener una mejor calidad de vida, algo que casi nunca sucede.

 

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa