Un italiano que visitaba el Museo Serralves en Oporto, Portugal, pasó la peor experiencia de su vida y es que lo que pensó que sería una tarde de cultura, terminó siendo de tragedia.

Resulta que el turista de 60 años se asomó a ver lo que pensó era una pintura bidimensional de un agujero negro y cuando intentó ponerse sobre ella, terminó siendo chupado por lo que en realidad era un hueco que sí, era parte de la exposición, pero era real, sólo que estaba pintado de negro para simular no tener fondo.

El hombre fue llevado al hospital y por fortuna no reportó tener consecuencias graves de la caída, pero el agujero negro tuvo que ser clausurado en el museo ya que este sí terminó con daños que necesitan ser reparados.

También te puede interesar:¡Le prestó su iPhone a su hijo y terminó bloqueándolo por 47 años!

Y por si te preguntabas de quién era la culpa, bueno, desde antes de que el viejito cayera, en el lugar debías firmar una carta responsiva en donde se te informaba todo lo que NO debías hacer si querías entrar a ver la exhibición a la que pertenecía tremendo hueco, “Descent into Limbo”, así que tú puedes sacar tus propias conclusiones.

Accidente en un museo: perdió el equilibrio y cayó dentro de una obra de arte abstracto
TN
Resultado de imagen para Un hombre cayó en un enorme agujero negro en un museo de arte que pensó que era una obra de arte.
Especial