Dicen que el fútbol también sirve para hacer a una sociedad mejor y parece que el dueño del Chelsea, Roman Abramovich es un gran ejemplo de ello.

Para quienes siguen de cerca el fútbol saben perfectamente sobre los esfuerzos del Chelsea por revertir todos aquellos insultos antisemitas que pueden llegar a escucharse en los estadios, sobre todo cuando se enfrentan a equipos como el Tottenham, que bien se sabe, es seguido por muchísimos aficionados judíos, a los que suelen llamar “yids”, una forma muy despectiva.

Desde hace un tiempo que el equipo ya practicaba el quitar sus abonos a los aficionados que lanzaran insultos racistas a los equipos contrarios, pero a decir de Roman Abramovich, quien por cierto es judío, eso no es suficiente. Ahora, el plan es que cuando los agresores sean sorprendidos se les de la opción de devolver sus abonos hasta por tres años o tomar un curso de concienciación en Auschwitz para que conozcan de primera mano las horribles historias que se vivieron en los campos de concentración de los nazis.

Resultado de imagen para chelsea
Bruce Buck/Especial
También te puede interesar:El ejemplo que muchos necesitan, ponen a futbolistas del Leeds United a recoger basura por 3 horas

Si solamente prohíbes entrar a la gente nunca cambiará su comportamiento. Esta política les da la oportunidad de ver lo que han hecho y hacer que se comporten mejor, dijo Bruce Buck, el presidente del club.

Sin duda, una medida inteligente y que busca hacer mucho por una sociedad que no siempre razona los efectos que causan sus comentarios, porque si bien no se busca herir a los contrarios, no todos tienen la noción de la magnitud de referirse a un tema tan delicado como este.

happy premier league GIF by Chelsea FC