Imagen: Justin Lane.

La población de New York poco a poco se está recuperando después de que un hombre bajo los efectos de las drogas y el alcohol atropellara a 22 personas y matara a una más en Times Square, ahora un video de las cámaras de seguridad de los negocios que se encontraban cerca, ha sido filtrado mostrando el momento exacto en que este hombre arrasó con todo a su paso.

También te puede interesar: Tráfico ilegal de los órganos de refugiados sirios, la nueva forma de aprovecharse del dolor de Líbano

Cámaras al acecho

Las cámaras de seguridad siempre son de gran ayuda para encontrar a los culpables en un delito y en esta ocasión son de utilidad para los agentes viales neoyorquinos, quienes se pudieron dar cuenta del recorrido exacto que realizó Richard Rojas, el supuesto conductor causante de atropellar a la veintena de personas en Times Square. El video ha sido creado uniendo diferentes tomas con el propósito de mostrar las diferentes perspectivas en las que ocurrió el accidente.

También te puede interesar: El hijo de Osama Bin Laden se prepara para ser el siguiente líder de Al-Qaeda

Recordando el suceso

Como recordarás, New York vivió un momento de angustia cuando Richard realizó una vuelta en “U” terminando arriba de la acera, atropellando a todas las personas que estuvieron a su paso, como te decía anteriormente, 22 resultaron heridas, cuatro de ellas se encuentran estado grave y lamentablemente una chica falleció.   

En un principio, se creía que este accidente era un acto terrorista pero después de analizar el video y el expediente de Richard, James O’ Neill, comisario jefe del Departamento de Policía y el alcalde de New York, Bill de Blasio, han descartado la posibilidad de que se tratase de un ataque de ese estilo ya que el autor del atropello, ha sido detenido en varias ocasiones por conducir en estado de ebriedad.

Al momento, las autoridades han confirmado que se mantendrán alerta, a pesar de haber negado un acto terrorista, no descartan la posibilidad de que en días posteriores pueda ocurrir algo similar a lo de Londres u otros países Europeos dañados por los atentados.