Miembros de "Hijos de Dios"/Xfamily.org

Dicen que Harvey Weinstein y Rose McGowan fueron miembros de esta comunidad, sin embargo; no hay documentos que lo afirmen, aunque sí muchos testimonios.

Su nombre es Dawn Watson, vive en Brasil y desde que nació vivió con su madre y hermano en la comunidad “Hijos de Dios”, un grupo de personas que decían predicar el amor, las buenas costumbres en la religión y la unión, aunque en realidad las cosas no eran como le hicieron creer.

A los 13 años decidió huir luego de darse cuenta del sistema de “sexo libre” que estaba establecido, orillaban a los niños a pasar más tiempo con sus tíos o tías (los otros miembros adultos de la comunidad) y les enseñaban a tener relaciones sexuales con los demás integrantes, sin importar la edad, desde muy pequeños, para que así cuando crecieran vieran esta actividad como algo normal y no como una violación; incluso, cuando las mujeres cumplían 19 años las ponían a practicar la “pesca coqueta”, que consistía en salir a conocer hombres, enamorarlos y acostarse con ellos para que se unieran a la “religión” y así poder seguir teniendo fondos, ya que una parte de los sueldos eran donada.

También te puede interesar:¡De miedo! Ex alumnos de escuela religiosa confiesan haber sido sometidos a exorcismos
Incluso hay en México/ thefamilyinternational.org

Todo era en el supuesto nombre de Dios, todo era en nombre del amor, pero cuando naces y todo lo que conoces es eso, es difícil darte cuenta que lo que te están haciendo es horrible, cuenta Watson.

Sus instintos comenzaron a hacerle ver que algo no andaba bien, se sentía temerosa y en peligro, por lo que siempre huía y trataba de no estar a solas con los adultos, la entonces adolescente vio cosas horribles que no entendió hasta que era mayor, como una colección de fotos de mujeres desnudas crucificadas, todas habían sido parte de su comunidad en alguno de los países en donde se tenían las 130 “iglesias” restantes.

Ilustración de los panfletos de “Los Hijos de Dios”

Una vez, por negarse a cumplir una petición, la golpearon tan fuerte en la pierna que le escurría la sangre, entonces corrió a ver a su madre y le preguntó: -¿Esto es amor? Nadie respondió. Sin importar que apenas había cumplido los 13, el cansancio y el miedo la hicieron escapar, Dawn brincó por una ventana y corrió lo más rápido que pudo, los tres años siguientes estuvo de acogida en casas de personas que también habían escapado, hasta que en una de ellas la violaron, tenía 15 años y fue uno de los episodios más oscuros y dolorosos de su vida.

Estaba sola, sin ganas de seguir y el miedo había regresado; decidió buscar a su madre, le llamó por teléfono y después de un rato, logró convencerla de huir junto con su hermano, desde entonces las cosas mejoraron para los tres.

También te puede interesar: Esta monja fue violada en un convento, se embarazó y la iglesia le respondió así

Luego de trabajar duro, la mujer decidió fundar su propia organización sin fines de lucro con la única intención de ayudar a todos los que pasaron por algo similar a lo que ella y su familia. La mala noticia, es que a pesar de que Dawn quiso actuar legalmente contra el grupo, sus esfuerzos quedaron opacados por la impunidad, por eso ahora ha decidido compartir su testimonio. “Los hijos de Dios” cambiaron su nombre tiempo después, ahora se llaman ” La Familia Internacional” y son dirigidos por una mujer llamada Karin Zerby, una de las esposas del miembro fundador, quien por cierto, es hijo de un pastor exiliado de la iglesia por pedofilia.

childrenofgod.com

Una historia que te deja con un nudo en la garganta, ¿cuántos niños enfrentarán hoy la situación de Dawn Watson hace años y no lo sabrán?, ¿cuántas personas viven engañadas creyendo un falso significado del amor? Los activistas ya perdieron la cuenta.