Cover Asia Press

A veces el enemigo más peligroso puede llegar a ser tu propia familia.

Este caso es como para dejarte en shock por varios días y si habías recuperado la fe en la humanidad con esto todo se vuelve a ir al carajo.

Kushboo es el nombre de la chica que sobrevivió a una quemadura de ácido en su cara y cuerpo provocada por su propio padre, debido a que descubrió el terrible secreto que esconde. Se dedica al tráfico de niñas.

captura YouTube

También te puede interesar: Maltrata animales de forma atroz, es grabado, acusado y aún así libra la cárcel

La chica de 20 años menciona que todo el tiempo su padre llevaba niñas a casa y ella nunca entendía por qué, él sólo le decía que como su madre no podía hacer las labores del hogar las niñas se encargarían de ello, además de presenciar muchísimas veces los terribles maltratos a los que la sometía ya que la golpeaba brutalmente.

“Mi madre vivió una vida muy dura junto a mi padre y yo era demasiado pequeña para entender. Una vez golpeó tan fuerte a mi madre que le rompió el tímpano y perdió la capacidad de escuchar”, recordó Kushboo.

También te puede interesar: Ella es Kosaka Kumiko, la monja que entregaba niños a los sacerdotes para violarlos

Ella se ha convertido en la clara muestra del monstruo que es su padre ya que menciona que desde pequeña la llevó a trabajar a un lugar en donde hacían tabiques y observaba cómo él metía a varias niñas en un cuarto en donde abusaba de ellas y luego las vendían, los trabajadores le decían que escapara por que planeaba venderla a ella también aunque en ese  momento no tenia ni cómo ni a dónde escapar.

Posterior a eso su padre logró venderla con el que ahora es su marido porque le debía dinero, afortunadamente ella es muy feliz con él y menciona que es un buen hombre que la esta ayudando a capturarlo.

Sobrevive al odio

Kushboo empezó a darse cuenta de lo que su padre hacía y decidió denunciarlo, por lo que en represalia él entró a su casa de madrugada tirando la puerta con el único fin de asesinarla ya que si ella habla acerca de todo lo que sabe él terminará refundido en la cárcel y claro, no es para menos.

El ácido le desfiguro la mitad de su rostro y cuerpo, por fortuna su bebé y su esposo resultaron ilesos pero ella teme por que sabe que en cualquier momento su padre mandará a alguien a matarla.

” No puedo creer que me odie tanto, nunca pensé que iba a tratar de matarme, todavía estoy en estado de shock. Espero que Dios le de un duro castigo. Voy a hacer todo para que no salga de la cárcel (…) Él pensó que si me mataba sus secretos estarían a salvo, yo estaría mejor si se muere, sólo así tendría paz”, aseguró la chica.

Especial

Por ahora el padre está preso por el ataque mientras que su esposo se encarga de curarle las heridas, ella asegura no rendirse, su único objetivo es que su papá permanezca en la cárcel ya que las consecuencias podrían ser terribles.

The Sun