Especial.

Dentro de las universidades existen alumnos dotados de grandes conocimientos, pero la mayor parte del tiempo el trabajo de estos jóvenes queda sólo en los pasillos de sus escuelas, por ello la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) ha creado un Festival para promover el talento de los estudiantes.

También te puede interesar: Computadoras cuánticas, el futuro de la tecnología ya es una realidad en México

Presumiendo el talento

Concretar un proyecto siempre es una tarea difícil pero para otros más es un reto importante en donde pueden demostrar lo talentosos que pueden ser, como estos alumnos de la Facultad de Ciencias de la Computación, Ciencias de la Electrónica y Arquitectura, así como de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales de la BUAP, quienes participan en la décima edición de la Feria de Proyectos (FEPRO) creada por la Facultad de Ciencias de la Computación y con espacio en el Complejo Cultural Universitario. 

Por si no lo sabías, la FEPRO es un concurso que año con año se realiza, participan estudiantes tanto de la BUAP como de otros Estados de la República con proyectos que tengan un impacto social, comercial y científico, pero además, hay taller y conferencias completamente gratis para todas las personas interesadas o que quieran aprender sobre tecnología, aplicaciones e incluso “cómo ser un Godínez y no fracasar en la vida”. En esta ocasión, 185 estudiantes, entre alumnos BUAP y de otras universidades, están compitiendo por ser los mejores

También te puede interesar: Alfonso Esparza hace historia y es reelecto como rector de la BUAP

Grandes ideas

Muchos pensaríamos que en un concurso de este tipo los participantes llevarían proyectos bastante completos que no podemos ni entender su propósito, pero en esta edición de la FEPRO los trabajos que están compitiendo tienen, en su mayoría, un impacto científico-social, como el “microsatélite para promover la educación espacial en los jóvenes de preparatoria”, el cual es un software básico que ayudará a medir diferentes aspectos atmosféricos para posteriormente ser enviados a una estación terrestre para su análisis y sí, promover este tipo de conocimientos en las prepas.

También participa el proyecto “Environment Monitor”, el cual analizará desde una aplicación para dispositivos móviles los niveles de luz, ruido y contaminación en el aire de una habitación, principalmente en un hospital o en casa donde se encuentre una persona en rehabilitación. Por último, como cada año, los videojuegos no pueden faltar, ya que son una de las categorías más aclamadas y competidas, en esta ocasión 11 juegos están participando para llevarse el premio.

No cabe duda de que esta es una gran oportunidad para explotar los conocimientos de los jóvenes, así como premiarlos por sus habilidades, que muchos de nosotros no tenemos ni en sueños. 😉